El miedo en los niños, es una emoción básica y necesaria
El miedo en los niños

Cuando éramos niños siempre tuvimos miedo a caernos, a la oscuridad, a estar solos en un lugar desconocido, a los bichos, y muchas otras fobias que se han convertido en nuestros grotescos acompañantes de viaje.

Para la Real Academia de la lengua española el miedo significa: angustia por un riesgo o daño real o imaginario.

El miedo es entonces una emoción primaria “básica”, dicha emoción se manifiesta en nuestro cuerpo y nuestra mente.

Con la finalidad de ayudarnos en nuestra supervivencia como un mecanismo adaptativo al entorno y que sirve para reaccionar a situaciones que representen algún tipo de peligro.

Aunque también es una emoción “aprendida” cuando se refiere a algo irreal o imaginario

El niño de 5 años le dice a la mamá que tiene temor de los fantasmas, este es un miedo aprendido, seguramente fue una imagen que vio en la televisión o que escuchó en su entorno familiar, social o educativo.

De aquí radica la importancia de ser muy cuidadosos a la hora de mencionar nuestros temores cuando tenemos a nuestros niños en frente.

Los pavores en ellos siempre serán algo normal, es importante saber que los temores son evolutivos.

Es decir, a medida que los niños van creciendo sus temores también van cambiando y esto se debe mucho a la etapa evolutiva en que se encuentren.

La familia puede ayudar con el miedo en los niños

Como padres es significativo poder escuchar al niño hablar de sus miedos.

De esta manera podemos hacerles entender que como padres también nos preocupamos lo que le pasa y lo hace sentir mal. Pero como familia pueden encontrar estrategias para ayudarlo a superarlos.

Lo fundamental en el papel de los padres, es no dejar que los miedos avancen y que cada vez el niño adquiera más temor a más cosas o situaciones o personas que los aterroricen.

¿Cómo ayudar los niños a superar el miedo?

Los miedos crecen con los pequeños y el temor a ciertas cosas y ciertas situaciones también, esto dependerá de la edad del niño.

Como ya se mencionó anteriormente sentir temor es normal, el miedo lo pueden experimentar hasta los adultos.

Uno de los miedos más comunes en niños hasta los 6 años es la oscuridad. Pero  no quiere decir, que haya niños de 8 o 10 años o incluso más años que no le tengan terror a la oscuridad.

Si los temores no se gestionan en el momento adecuado, estos pueden crecer con el niño también.

Los miedos deben ser gestionados desde el apoyo, si el niño pequeño tiene terror a la oscuridad como padres podemos ponerles una pequeña luz para que el niño se sienta más seguro, mientras él logra ir superándolos.

Lo que no se debe hacer es obligar al niño a dormir en una completa oscuridad, tal vez se refuerce más su temor.

Miedo en los niños según la edad

Miedo en los niños de 0 a 12 meses

Ruidos fuertes, miedo a los extraños, separación de los padres, a partir de los seis meses empiezan a extrañar a sus padres.

Por tal motivo es bueno que los niños se relacionen con otras personas diferentes a los padres.

De esta manera no los extrañen tanto y no sientan temor de esas personas que no conocen o no ven tan a menudo.

Miedo en los niños de 1 a 3 años

Experimentan terror a la oscuridad, miedo al abandono, por eso es tan normal que cuando se dejan las primeras veces en la guardería el niño o la niña, llore y sienta que lo están dejando solo en un lugar con desconocidos.

Sentir miedo a los animales, también es recomendable que si los niños no tienen mascota.

Cuando tengan contacto con algún animal los padres los animen a tocarlos, siempre mostrándole que se debe tener precauciones, pero no reforzándolo.

Miedos en los niños de 4 a 7 años

En estas edades posiblemente siguen teniendo miedo a la oscuridad. Los padres deberán hacer un buen acompañamiento de manera que no se afiance más este terror. Deben buscar estrategias para que el niño se sienta apoyado y no juzgado.

Por ejemplo, poner una lámpara pequeña en la habitación a la hora de dormir, contarle cuentos al niño donde le muestre que la oscuridad es algo normal y que no pasa nada malo en ella.

En esta etapa evolutiva del niño sobre todo después de los 5 años, sentirán temor de seres sobrenaturales, si se hacen una herida, si sufren una lesión, sentirán miedo a los relámpagos y truenos.

Miedo en los niños de 8 a 10 años

Los niños más grandes, empezarán a sentir miedo de hacer el ridículo, sentirán temor de los exámenes escolares, puede que sigan teniendo miedo a la oscuridad, a los animales y a las lesiones y heridas físicas.

Cómo manejar el miedo en los niños, ayúdalo a superarlos

El miedo como bien ya se mencionó es una emoción primaria, lo que significa que estará latente en cualquier persona desde los primeros meses de su vida y hasta el final de la misma.

Lo más importante para ayudar a un niño a sobrellevar y superar sus temores es la comunicación como se mencionó anteriormente.

La comunicación permitirá que el niño exprese su emoción del miedo de una forma sana y que pueda transformar una situación negativa en una positiva.

El niño o la niña debe sentirse apoyado por sus padres y no juzgado, reiterando nuevamente que el miedo lo puede sentir cualquier persona, incluso en la edad adulta.

Recomendaciones para superar el miedo en los niños
Recomendaciones para superar el miedo en los niños

El papel de los padres, en el miedo de los niños

El papel de los padres será apoyar al niño y mostrarle que hay ciertas situaciones a las que no les deben de tener miedo y que como padres siempre estarán ahí, para guiarlo, acompañarlo y sobre todo comprenderlo.

Cuando un niño siente terror por algo en particular no se puede forzar a que se enfrente a esta emoción de una manera directa.

Hay que tratar de hacerlo poco a poco, que el niño vaya sintiendo confianza y que esa emoción del miedo vaya desapareciendo poco a poco.

Es importante tener en cuenta que, si bien la desmontada del miedo se debe hacer poco a poco, también hay que hacerlo directamente con el estímulo que lo produce.

Ejemplo de miedo en los niños:

Un niño que le tiene miedo a los perros, resulta que este pequeño nunca ha tenido una mascota, lo que significa que ha tenido poco o nada de contacto con animales, lo que los padres deben hacer el hablarle en primer lugar que los animales son buenos, que si se tratan bien no le harán daño.

Pero siempre teniendo las precauciones correspondientes, es decir, si es un perro de alguien conocido lo puede tocar, pero si no se conoce al perro es mejor no tocarlo porque no se sabrá cómo va a reaccionar la mascota, entonces en este caso específico es animar al niño a tocar al perro, darle una pelota para que juegue con él.

La finalidad siempre será que el niño se enfrente a su miedo, pero de una manera positiva y progresiva hasta que logre superarlo.

Actividades para trabajar el miedo en los niños
Actividades para trabajar el miedo en los niños

10 actividades para trabajar el miedo en los niños

A continuación, mencionamos algunas recomendaciones generales que podrán ser de ayuda en aquellos momentos en que su niño esté experimentando algún tipo de temor.

1. Identificar el miedo en los niños

A qué le tienen miedo, por qué tienen pavor a ese lugar, ese recuerdo, ese animal y mostrarle el lado positivo de estas situaciones.

Puedes utilizar cuentos, dibujos, videos o cualquier otro apoyo que logre conseguir ayudar al niño o la niña.

Los dibujos:  funcionan muy bien ellos son muy visuales.
Por ejemplo:
el niño le tiene terror a los truenos y relámpagos, la actividad que se puede realizar con ellos es la siguiente.

  • Le pediremos al niño que haga un paisaje y seguidamente que dibuje un rayo o relámpago, y se le darán las siguientes indicaciones.
  • Deberá colorear el rayo de su color favorito.
  • Le pondrá un nombre de su agrado.
  • Dibujará al lado del rayo a la persona en la que él más confié.
  • Se dibujará al lado del rayo el mismo.

El objetivo de esta actividad es que el niño visualice que no hay por qué tener miedo, que es algo normal del ambiente y de los días de lluvia.

El niño debe observar el dibujo todos los días junto a sus padres, deberá ir dibujando más cosas que le gusten o lo identifiquen.

De esta forma los padres deberán dirigir la actividad por medio del diálogo siempre reiterándole que los rayos son normales en el ambiente.

Para que finalmente y por medio de la visualización el niño logre tener una perspectiva más positiva de esta situación que le genera tanto pavor.

2. Transmitir seguridad a los niños, para vencer el miedo

Para que hable sobre sus temores y, si es importante cuando se experimenta un miedo sentirse escuchado y comprendido.

Entonces comunícate con tu hijo, hazlo por medio del juego, inventen una canción, o cualquier otra actividad que permita que el niño se sienta tranquilo al momento de hablarlo.

3. Alentar a los niños a que se enfrente a sus miedos

El acompañamiento de los padres o familiares, es fundamental para superar los temores.

Es alentar al niño a que poco a poco supere su miedo, estos no desaparecen de la noche a la mañana, hay que tener paciencia y más paciencia en este proceso.

4. Promoviendo su autoestima y autonomía

Esto le ayudará a considerar que tiene la habilidad para hacer frente a cualquier situación y reforzará sus capacidades, va relacionado con los apegos seguros.

El miedo en ellos, en ocasiones es reflejo de una baja autoestima y una dependencia poco sana hacia los padres, es importante criar niños independientes.

5. Enséñale formas de contrarrestar la ansiedad y superar sus miedos

Pensar en otras cosas, la música, relajarse, o actividades que lo tengan ocupado (contar fichas, enumerar comidas favoritas).

Pero sobre todo hacer sentir que se siente comprendido y que como adulto logras entender por lo que él o ella está pasando.

6. Darle a los niños poder sobre la situación que le genera miedo

Una pequeña luz, tener una pequeña mascota, un peluche o herramientas en las que pueda depositar poder y lo ayuden a sobrellevar la situación.

Otra forma de enfrentarse a ella poco a poco.

7. El ejemplo de los padres, ayuda a superar el miedo en los niños

Que vea en ti un modelo adecuado de superación y tenacidad, esto le ayudará a obtener seguridad para superarlos.

Si como padre experimentaste algún terror de pequeño cuéntaselo a tu hijo y dile que te ayudo a superarlo.

Somos el espejo de los hijos y por naturaleza ellos tienden a imitar a sus padres, los niños pueden superar el miedo con tu ayuda.

8. Ofrécele una visión positiva del mundo

Enséñale a no preocuparse excesivamente por todo y a buscar soluciones a los problemas que se le presenten.

9. El humor es una buena opción para que los niños venzan sus miedos

Transformar esas situaciones que generan miedo en algo gracioso mediante dibujos y bromas.

De esta forma les ayudarás a ver las cosas que los aterrorizan de una forma más sana y positiva.

10. Acudir al psicólogo, para el manejo de fobias y miedo en los niños

Si como padre has seguido todas las recomendaciones dadas en los puntos anteriores y no observas ningún progreso en el miedo.

Es importante buscar ayuda profesional para lograr superar esta situación. Psicólogo infantil en Medellín

En conclusión, los temores siempre serán normales en cualquier etapa de nuestra vida, ya que sirve como medio de defensa ante las situaciones que representen peligro.

Por lo tanto, es normal el miedo en el niño, en sus diferentes etapas de desarrollo, que se encuentren constantemente con ese coco que siempre les hará temblar de horror, terror.

Artículos relacionados:

Erica M. Montoya Londoño

Psicóloga y Psicoterapeuta, Especialista en Psicología de la Actividad Física y del Deporte, aspirante a Magíster en terapias de 3 generación. Directora de Hakuna Matata Psicólogos