Niños hiperactivos o TDAH… más allá de su tratamiento
Niños hiperactivos

Es común escuchar a los padres, educadores y personas en general hablar de los niños hiperactivos y las dificultades que genera este tipo de conductas en su entorno.

Son muchos los comentarios, criticas y mitos que se han ido forjando con relación a la hiperactividad.  

Ahora bien, si tu hijo presenta problemas para prestar atención, escuchar o simplemente quedarse sentado y esperar.

Si los profesores de tu pequeño te llaman constantemente manifestando que no pone atención, que se levanta de su puesto, es impulsivo y que no tiene buen rendimiento académico.

Es muy probable que tu hijo/a tenga TDAH (Trastorno de déficit de atención con hiperactividad) o la muy conocida hiperactividad. 

En esta ocasión en Hakuna Matata queremos contarte qué es la hiperactividad.

Además te daremos algunas pautas para que tengas en cuenta a la hora de buscar soluciones a este trastorno de la conducta.

Primero iremos a identificar los tipos de conducta que definen a una persona hiperactiva.

Luego hablaremos de algunos mitos que se han creado en torno a este tipo de trastorno.

Que desde hoy debes tachar porque son especulaciones creadas por la gente.

Después vamos a contarte por qué es importante un tratamiento psicológico.

Por último te diremos qué debes hacer si tu niño presenta estos rasgos en su comportamiento, así que siéntate, lee y aprende un poco…

Niños hiperactivos: una mirada al interior del TDAH

En primera instancia te preguntarás qué es el TDAH, ¡bueno!

Para empezar: se trata del Trastorno de déficit de Atención e Hiperactividad.

Este es un trastorno neurobiológico que tiene su formación en la infancia.

Cuya presencia afecta funciones tales como la atención y el autocontrol en la persona.

La hiperactividad como tal se debe a factores genéticos y a factores relacionados con el ambiente tales como:

  • Traumas físicos encéfalo craneales que se presentaron en la infancia
  • Infecciones que se hayan dado a temprana edad en el sistema nervioso
  • Consumo de sustancias psicoactivas, alcohol y tabaco por parte de la madre durante el embarazo.

Ahora pon mucha atención porque te mencionaremos algunas de las conductas más comunes asociadas con el TDAH, estas son:

  1. Dificultad en la escucha
  2. Problemas para poner atención
  3. Dificultad para finalizar tareas
  4. Impulsividad excesiva
  5. Falta de previsión en las acciones
  6. Dificultad para reprimir lo que piensan
  7. Movimientos bruscos en sus labores
  8. Dificultad para permanecer en silencio
  9. Problemas para autocontrolarse

Luego de conocer las causas y de identificar los rasgos comportamentales del TDAH vamos a desenmascarar algunos mitos que producen cierta confusión en los padres y que sería bueno que conocieras…

Mitos en torno a los niños hiperactivos

Bueno, luego de ahondar un poco respecto al porqué del TDAH o la muy conocida y mal señalada, en ocasiones, hiperactividad.

Queremos enseñarte algunos mitos que se han creado en torno a este trastorno y que debes replantear ya que, por un lado, no son ciertos.

Por otro, generan confusión y además una mala percepción tanto para los padres como para la persona que sufre de este trastorno. 

Así que no te vayas a mover porque te diremos algunos mitos, falsos, sobre los niños hiperactivos….

Primer mito, la hiperactividad solo se ve en la infancia    

Es verdad que el niño/a con TDAH va cambiando algunas conductas asociadas con este trastorno durante su proceso de desarrollo.

Sin embargo, los rasgos de la conducta asociada con la hiperactividad y el déficit de atención seguirán persistiendo por el resto de la vida. 

Segundo mito, el TDAH no afecta a las niñas

Si bien los niños son más evidentes en cuanto a la proyección de comportamientos relacionados con la falta de atención y la hiperactividad.

También debemos aclarar que en las niñas, aunque en menor cantidad, se presentan casos de TDAH. 

Una de las razones por las que las niñas pasan desapercibidas es porque sus rasgos comportamentales se hayan en un nivel de pasividad y emoción menor que en los niños.

Tercer mito, medicar a mi hijo con TDAH podría cambiar su personalidad

Algunos casos asociados con el Trastorno de atención e hiperactividad requieren de una medicación.

Al igual que un seguimiento concienzudo por parte de un neurólogo o neuro pediatra.

Sin embargo, no en todos los casos se necesita del uso de medicamentos para el control del TDAH.

Pero queremos aclararte que un tratamiento medicado puede ayudar en cuanto al restablecimiento de los neurotransmisores cerebrales lo que se reflejaría en cambios en el comportamiento de tu hijo.

Pero no te asustes: estos cambios hacen parte del proceso de adecuación y control del TDAH.

¡Y Recuerda! Algunos casos de niños hiperactivos solo necesitan de un acompañamiento constante de los padres y de un tratamiento psicológico adecuado.

Cuarto mito, medicar al niño con TDAH provoca adicción al medicamento

Este es uno de los interrogantes que más temor genera entre los padres y no es gratuito pues los tratamientos con medicamento.

Como ya habíamos dicho, provocan ciertos cambios en la personalidad del paciente, pero estos cambios no son malos. 

Por ejemplo, un paciente con un cuadro de ansiedad e hiperactividad muy alto pasará a ser una persona más pasiva y calmada.

Es importante tener en cuenta que la medicación solo se da en el caso de que el niño, o niña, presente síntomas de TDAH muy asentados.  

Recuerda que la medicación tiene como función controlar el TDAH.

Las dosificaciones las determina el médico tratante de acuerdo con su experiencia.

Es fundamental que como padres guardemos los medicamentos en un lugar seguro y suministremos el medicamento acorde a las dosificaciones dadas por el médico.

Quinto mito, el TDAH es falta de control de los padres con el niño

Señalar a los padres del niño con TDAH es quizás una de las reacciones más comunes entre la comunidad.

Este señalamiento se convierte en un dolor de cabeza para los padres de un paciente con hiperactividad ya que genera un sentimiento de culpa innecesario. 

Lo primero que debemos entender es que la hiperactividad y la falta de atención se debe a factores biológicos y genéticos.

Nada tiene que ver con la crianza de los padres hacia sus hijos. 

Es evidente que como padres debemos controlar y criar a nuestros hijos.

Pero también es evidente que en algunas ocasiones se trata de un trastorno que afecta realmente a la persona.

Dicha afectación proviene directamente del sistema nervioso y del cerebro.

Tratamiento psicológico para niños hiperactivos

TDAH Trastorno de déficit de atención con hiperactividad Niños
Pixabay

Los niños hiperactivos viven a un ritmo más acelerado que los niños del común.

Pero eso no los hace diferentes a los demás, por ello es necesario darle algunas pautas sobre cómo vivir a ese ritmo.

La psicología cumple entonces una función importantísima en el tratamiento de la hiperactividad.

Ya que promueve la comunicación y define pautas comportamentales en el paciente y su familia.

De acuerdo al tipo de TDAH se determina si el tratamiento se efectúa desde la parte médica o desde la parte psicológica.

Siendo la segunda opción la que se relaciona con las áreas del ser. 

Con el aspecto psicológico se busca un entendimiento concreto del problema a través de una serie de terapias en donde se direcciona la conducta del niño.

Por medio de tips, herramientas o recomendaciones encaminadas a manejar la ansiedad.

También para crear espacios de comunicación, confianza y aprendizaje en su vida diaria

De igual forma es fundamental integrar al proceso de tratamiento psicológico el aspecto pedagógico.

La unificación de la vida escolar con la familiar posibilita una identificación más concreta de las conductas que debe adoptar el niño en diferentes espacios.

Pautas de comportamiento mejoran las relaciones en niños hiperactivos

Los primeros años de vida el niño lo pasa en el colegio.

Por tal motivo muchas de sus experiencias y vivencias provienen de este espacio social y académico.

Desde la psicología hacemos un análisis de los entornos en los que se desenvuelve la persona.

Lo que nos permite determinar qué tipo de patrones de conducta debe aplicar el paciente en cada escenario.

Un tratamiento psicológico permite entonces que haya un enlace de comunicación entre el paciente con el psicólogo.

Este enlace posibilitará la caracterización de la persona con TDAH y con base en ello se elaborará un cuadro con pautas comportamentales aplicables a cada paciente.

Cuya finalidad será la de mejorar sus relaciones y actividades cotidianas generando un bienestar tanto para el paciente como para su familia.

Algunas recomendaciones para que apliques con niños hiperactivos

En este punto ya tenemos claridad en muchos aspectos asociados con los niños hiperactivos, o el TDAH.

Ya sabemos qué es, qué mitos debemos ignorar, qué tratamiento se aplica desde la psicología.

Ahora te daremos algunas pautas que te servirán para tratar desde casa a tu hijo/a.

Estas indicaciones servirán de mucho porque posibilitarán un mayor control del TDAH al implantarse conductas reguladas de manera sencilla, así que empecemos…

  1. Es fundamental integrar una serie de reglas que contengan un premio en caso de cumplirse o sanción en el caso de que no se cumpla. 
  2. Apoyar a tu pequeño/a en las tareas que le pongan en la escuela posibilitará espacios de confianza y compromiso.   
  3. El orden en casa es fundamental ya que permitirá a tu pequeño/a ordenar progresivamente sus ideas.
  4. Integra un tablero de actividades donde se establezcan rutinas con responsabilidades, ello permitirá que haya un orden del tiempo. 
  5. Propiciar espacios libres de distracciones y ruidos e implementar el hábito de espacios organizados facilitará el proceso de restructuración del pensamiento en el niño/a.
  6. Motivar constantemente es un buen ejercicio para propiciar la confianza en el niño, sin motivación no habrá muchos resultados.
  7. Disciplinar al niño a través de enseñanzas y aplicación de sanciones en situaciones cotidianas en donde se deba dar un respeto y obediencia de las normas es crucial. 

Teniendo en cuenta estas indicaciones podrás obtener resultados positivos para el control del TDAH.

Sin embargo no puedes olvidar que el concepto de un profesional es contundente para la efectividad al tratamiento del trastorno de déficit de atención o niños hiperactivos.

Recuerda que desde el aspecto psicológico tendrás unas pautas comportamentales que facilitarán el proceso de crianza de tus hijos, así que no dudes en llamarnos…