Discusiones de pareja, 7 consejos de cómo solucionarlas
Discusiones de pareja

Toda relación de pareja tiene momentos en los que las crisis llegan y con ellas las discusiones; en este espacio donde aparecen las discusiones de pareja también se puede vislumbrar qué está pasando en la relación y qué se debe mejorar para que esta se fortalezca, existen muchos ejemplos, lo más sano es buscar cómo solucionarlas.

¿Celos?, ¿mala comunicación?, ¿monotonía?, ¿economía?, ¿tedio?, pueden ser algunas de las causas por las que una pareja discute. En esta ocasión te hablaremos sobre las discusiones de pareja y la manera de como solucionarlas, todas esas situaciones que generan constante malestar.

Las discusiones en las relaciones amorosas

Las relaciones humanas siempre tendrán conflictos de por medio, las parejas no están exentas de ello y en algunos momentos de su vivencia se tienen las discusiones. En esencia no son muy agradables, pero son necesarias en la construcción de pareja.

Es necesario que aprendamos a diferenciar entre discusiones de pareja y peleas, muchas veces se enfrascan en disputas que terminan en peleas por la falta de entendimiento del otro y por querer cada parte imponer su voluntad, lo importante es buscar cómo solucionarlas.

Toda discusión cuando se direcciona adecuadamente puede llevar a unos acuerdos que posibilitarán que haya un mejoramiento continuo en la relación de pareja o, por el contrario, un deterioro de esta.

Discusiones de pareja como solucionarlas

Discusiones de pareja como solucionarlas 7 consejos

Ahora vamos a darte unos tips, o soluciones, que podrían reorientar la manera como debes manejar esas discusiones con tu pareja.

Muy atentos porque pueden dar un giro en tu relación:

1. Un tono de voz asertivo abrirá un diálogo asertivo

Cuando manejamos un tono de voz alto e imponente es imposible que nos escuchen y se dejen escuchar.

Por eso es tan importante que un tono de voz amable y apacible sea el que se use durante las discusiones de pareja, o cualquier discusión, definitivamente es la mejor forma de solucionarlas.

2. Ser coherentes en lo que se discute

La coherencia permitirá que las razones de la discusión sean expuestas claramente y que la solución a la misma se defina entre las partes sin ningún interés personal.

Recordemos que la pareja se compone de dos, dos personas que deciden y buscan cómo solucionarlas.

3. Un diálogo adecuado puede ser la solución a las discusiones de pareja

El diálogo siempre abrirá la puerta de la comprensión y escucha activa a las razones que motivan la situación presentada.

Con el diálogo podemos expresar sentimientos y dar cuenta de lo que está sucediendo en la relación.

4. No faltar al respeto en lo que expreses

Si ofendes a tu pareja pasarás de tener una discusión a presenciar una verdadera batalla campal dotada de malas palabras y expresiones ofensivas.

La intención de dialogar frente a una discusión es sin duda alguna la mejor manera de solucionarla ¡Nunca lo olvides!.

5. No tomar decisiones durante la discusión

Precipitarnos en medio del conflicto puede acarrear la toma de decisiones precipitadas; las decisiones “en caliente” siempre traerán consigo la desesperación y con ella el arrepentimiento por haber decidido erróneamente.

Piensa antes de actuar, piensa antes de decidir.

6. Dejar a un lado el orgullo en las discusiones de pareja

El orgullo, la soberbia y el ego, nunca serán buenos acompañantes para las discusiones; y ello radica en dejar de creer que solo nuestra razón es la última razón.

Es pertinente escuchar al otro, saber qué lo motiva a actuar como actúa, no podemos cerrarnos en nuestras propias ideas.

7. No saques a flote situaciones del pasado

El pasado nunca será un buen consejero. Cuando se expone al pasado puede que se muestre la raíz de algunos problemas que se estén viviendo en la relación.

Sin embargo, hablar siempre en términos del pasado no solo es aburrido, sino que hace que se pierda el horizonte que se encuentra en el presente, este ¡aquí y ahora! Donde vivimos y somos.

Sigue estos consejos al pie de la letra, trata de mantener una actitud pasiva y conciliadora, eso hará que siempre haya un diálogo y no un sinfín de palabras sin sentido ni razón de ser.

Recuerda que la calma siempre será la mejor arma frente a la duda o la intranquilidad.

Discusiones de pareja por celos

Discusiones de pareja por celos

Una de las razones que más motiva las discusiones de pareja son los celos; por eso es muy importante en la relación integrar la comunicación, el respeto y la confianza. Sin estos elementos se va perdiendo la esencia de la relación de pareja.

Los celos son esos fantasmas creados, o reales, que se aparecen en la mente de la persona cuando desconfía o duda de su pareja; esto genera discusiones constantes y conlleva incluso a la terminación de la relación. 

Cuando los problemas se presentan por celos, el diálogo enmarcado en una sana comunicación permitirá que haya una comprensión y lograr solucionar el conflicto, o crisis, que se esté viviendo dentro de la relación. 

Cómo evitar las discusiones de pareja

Para evitar las discusiones de pareja es importantísimo integrar la comunicación, en la medida de lo posible asertiva, ya que así se crean canales de expresión y con ellos lograr encontrar cómo solucionarlas o hallar respuestas a nuestras dudas, miedos y disgustos.

Sin embargo, son la confianza y el respeto los verdaderos contenedores de cualquier discusión, o crisis, dentro de la relación de pareja. 

No podemos olvidar que las discusiones dentro de la relación no siempre son malas; muchas veces se convierten en una oportunidad para crecer y mejorar, pero ¡ojo! No pueden ser constantes porque acabarán con el encanto de la relación.

Discusiones en la relación ejemplos

¿Qué discusiones de pareja existen? Algunos ejemplos

Desde los celos hasta el uso de redes sociales son algunas de las causas de conflictos y discusiones dentro de la pareja.

Ahora te vamos a presentar algunas de las razones o ejemplos más comunes de las discusiones de pareja:

Por falta de compromiso de una de las partes

Este es uno de los detonantes más frecuentes de discusiones en las parejas.

Uso desmedido de redes sociales

Esta situación se presenta usualmente en parejas jóvenes y tiene que ver con la manera como se puede aferrar la persona a las redes sociales, al punto de perder el enfoque dentro de la relación.

El exceso de trabajo, puede ocasionar discusiones de pareja

Algunas discusiones de pareja tienen que ver con la manera como el trabajo afecta el tiempo que se comparte y es uno de los ejemplos claros de estas situaciones.

Por alguna adicción

Factores como el alcoholismo, drogas, tabaquismo o incluso los juegos de azar influyen para que las discusiones lleguen con ellos.

La manera como se esté manejando la parte sexual

Si bien no podemos reducir la relación al aspecto sexual, la insatisfacción, monotonía y falta de espacios son algunos factores influyentes para esta discusión.

El manejo de la crianza de los hijos

Cuando ya hay hijos de por medio aparecen otras causales de las discusiones de pareja asociadas con la crianza, manejo de situaciones en el hogar y la economía, otro de los ejemplos claros.

Solucionar las discusiones de pareja

Conclusión sobre las discusiones de pareja

Como bien vimos, las causas de las discusiones de pareja son muchas y pueden mitigarse con un adecuado uso de la comunicación. Hacer de cada espacio de discusión una oportunidad para esclarecer y resolver situaciones que afectan la relación.

En Hakuna Matata – Psicólogos Medellín somos conscientes de la necesidad del diálogo en la pareja; nosotros podemos direccionar tus discusiones hacia un punto de equilibrio no solo en tu relación de pareja, sino también dentro de ti ¡comunícate con nosotros!

Artículos relacionados: