Problemas de pareja, factores que intervienen
Problemas de pareja

Todos los problemas de pareja tienen una causa, encontrarlos puede ser el primer paso para el mejoramiento de la relación de pareja…

En la mayoría de las relaciones sentimentales nos encontramos con crisis, las cuales una vez superadas, y de acuerdo a su grado de dificultad, se convierten en herramientas para enfrentar futuras dificultades. 

Por esta razón se hace indispensable reconocer las causas primarias de los conflictos.

Puesto que, cuando nos encontramos con un punto de partida se hace más fácil hallar las herramientas que nos ayudarán a salir de ellos y resolver los problemas de pareja.

Existen factores importantes que se asocian a las crisis o dificultades de pareja y que es necesario tener en cuenta a la hora de analizar tu relación:

1. Detonantes de las crisis en pareja:

Por lo general cuando una pareja asiste a consulta psicológica llega con un motivo de consulta, el cual, en la mayoría de los casos, es sólo un detonante de la crisis.

Así pasa en ocasiones con aquello que consideramos el motivo que lleva a los problemas de pareja.

Por esta razón que por mas que se intenta buscar una solución al problema éste persiste puesto que, verdaderamente, no es la base de la dificultad.

2. La sexualidad en pareja: 

Uno de los factores más importantes para conservar una relación de pareja estable y duradera es la afinidad, comprensión y experiencia sexual con la pareja.

La sexualidad funciona como un boomerang, es recíproca, de dos, cuando la relación marcha bien, la sexualidad también se vive de forma óptima.

Cuando la sexualidad está bien es una herramienta que permite una conexión mas profunda con la pareja.

Es por esta razón que el sexo, las caricias y el afecto, funcionan como un termómetro de la relación.

Cuando este aspecto no es suficientemente pleno en uno de los dos miembros, hay una razón para pensar en que algo no está funcionando bien y se pueden estar presentando problemas de pareja.

3. Causas de los problemas de pareja:

A pesar de lo cliché que pueda sonar, muchas de las dificultades en las relaciones de pareja parten de la falta de:

  • Confianza
  • Comunicación
  • Autoconocimiento
  • Tolerancia a la frustración

Entre otras habilidades emocionales que, como su nombre lo indica, se pueden llegar a desarrollar apoyadas en un proceso terapéutico y que no pueden seguir siendo una falencia en la relación.

4. Disposición y motivación para mejorar en pareja: 

En las relaciones de pareja el panorama catastrófico no ayuda mucho puesto que pensar en acabar la relación, antes de haber hecho lo propio para mejorarla, puede dejar una sensación de frustración.

No obstante, la motivación para mejorar y la disposición para hacerlo, hablan del compromiso que pueden tener ambos miembros y constituye en sí mismo una apuesta por mejorar la relación.

Teniendo siempre presente que cada miembro debe realizar cambios en su conducta, y partiendo de esta premisa se debe contar con la mayor motivación: el amor.

Las crisis de pareja son como un Iceberg

La realidad de los problemas de pareja podría compararse con un iceberg, donde sólo un pequeño porcentaje es el que sobresale en el mar.

Pero realmente la parte que está sumergida puede llegar a ser enorme, mucho mas grande que la parte visible al ojo humano.

Por eso es fundamental identificar las causas más profundas y contundentes, que influyen para que se esté presentando un conflicto con nuestra pareja.

Una vez identificados estos elementos se podrán hallar soluciones que permitan el fortalecimiento de la relación.

A continuación, te compartiremos una serie de consejos para resolver problemas de pareja.

6 consejos para solucionar los problemas de pareja

1. No exijas aquello que tú no das

En las relaciones de pareja un punto fundamental es el equilibrio, es como cuando hablamos de una balanza, es intentar que los puntos de vista, ideas o pensamientos de ambos se mantengan en el punto medio.

La balanza no debe pesar más para un lado que para el otro, si no estar casi que en equilibrio.

Es por esta razón, que cuando exigimos a nuestra pareja que nos dé algo que sentimos que nos hace falta.

Por ejemplo, si yo le digo a mi pareja que me hace falta que pase más tiempo conmigo, lo primero que debes revisar es que tanto tiempo de calidad le brindas tú a tu pareja.

No se trata de decir como tú me das y yo te doy, pero si se trata de reciprocidad, es algo fundamental en la pareja.

Entonces cuando requieras o exijas alguna característica en particular a tu pareja, primero analízate tú y observa la situación.

Después reflexionen y dialoguen entre sí, para llegar a puntos medios.

2. Una discusión no se gana

Una discusión es un debate que se crea entre dos o varias personas, donde se plantea un tema específico y se intercambian opiniones, casi siempre opuestas.

¿Cuál sería el fin de una discusión de pareja?

Es precisamente expresar sus puntos de vista, sus opiniones, así estos sean diferentes.

El hecho de que yo piense algo donde el otro no está de acuerdo, no significa que sea mejor o peor, simplemente es mi punto de vista y por tanto debe ser respetado.

Cuando en las parejas las discusiones son muy recurrentes, pero no se le suele dar el enfoque de debate, sino más bien de pelea, de luchar hasta el final por ver quién tiene la razón.

Es una conducta que puede traer grandes problemas a nivel de pareja.

Recuerden que un punto medio siempre es ideal y si definitivamente observan, que no logran llegar a acuerdos.

Expongan cada uno sus argumentos y traten de conciliar la discusión para no generar conflictos y problemas innecesarios.

3. Ponte en los zapatos de tu pareja

Las relaciones de pareja son de DOS, por tal motivo es importante que exista una comprensión y complicidad en cualquier ámbito de la relación.

Si tu pareja se siente mal por alguna circunstancia que este atravesando en su vida, apóyalo, no juzgues.

No todos los seres humanos somos iguales y tal vez aquello que no te afecte emocionalmente a ti, para tu pareja si pueda ser representativo.

Ser empáticos y lograr ponernos en el lugar del otro, de alguna manera nos garantizara unas buenas relaciones interpersonales.

En el caso de las relaciones de pareja, ayudara a fortalecer la relación y evitar conflictos.

4. Expresa lo que sientes

Muchas personas casi nunca dicen lo que sienten o piensan por evitar una pelea o enfado con sus parejas.

¿Pero crees que esta es una forma adecuada de resolver situaciones negativas en la pareja?

La respuesta es NO, siempre, pero siempre, debemos expresar todo aquello que pensamos y sentimos.

Comunicarnos y saberlo hacer de una manera asertiva es un factor fundamental en cualquier relación.

Reitero, expresar todo lo que sentimos, pero de una forma adecuada, es decir, que sea una forma propositiva y respetuosa, pero a su vez que sea directa.

Hablar de forma clara con la pareja ayudara a fortalecer su relación.

Las parejas que no logran comunicarse, son parejas menos fuertes, son personas que cuando presentan un gran conflicto no sabrán cómo resolverlo.

Porque no cuenta con la estrategia de comunicación, así que habla con tu pareja, acerca de todo aquello que les gusta y lo que no.

Recuerda que tu pareja es tu compañero de vida.

5. Hablar en el momento adecuado

Identifica cual puede ser ese momento adecuado para expresar a tu pareja todo aquello que no te hace sentir bien.

Espera a que te encuentres tranquilo para hablar, el enojo es un pésimo compañero cuando queremos decir aquello que sentimos.

Así que tomate un tiempo, es mejor hablar desde la razón, desde la tranquilidad y con la cabeza fria.

Hablar desde la ira puede hacer que luego nos podamos arrepentir de todo lo que dijimos y causarnos más conflictos.

6. Buscar ayuda profesional

Hay conflictos que definitivamente no sabemos resolver como parejas, por eso la mejor opción es buscar la ayuda de un profesional especialista en esta área.

En la terapia de pareja les ayudaran a llegar a acuerdos, a buscar soluciones en conjunto, para remediar la situación y no dejar que la relación se pueda deteriorar por esta razón.

En Hakuna Matata contamos con excelentes especialistas en terapia de pareja.

Así que, si sientes que tú y tu pareja, tienen problemas que no saben cómo resolver y que a causa de esta situación su relación cada día se deteriora más, llámanos y ponte en nuestras manos.