En este momento estás viendo Cuatro estilos de crianza y su importancia en los niños
Estilos de crianza

El estilo de crianza es un modelo de formación que, como padres realizamos; comprendiendo un conjunto de conductas, pensamientos, emociones y actitudes que proponemos a la crianza y educación de los hijos. En este artículo les hablaremos sobre la importancia de los estilos de crianza.

Uno de los mayores deseos de todos los padres, es poder brindarles una crianza positiva a sus hijos, ya que ello influirá de manera determinante en el sano desarrollo de sus hijos tanto en el presente como en el futuro.

Por tal razón es importante prestar atención cuál es el estilo de crianza que estás empleando con tus hijos. En este artículo te hablaremos de los cuatro estilos de crianza, su importancia y cuando es necesario buscar ayuda profesional.

Importancia de los estilos de crianza

Importancia de los estilos de crianza

La importancia de una buena práctica de crianza con los hijos, radica en la interacción directa que tengan ellos con sus padres; de ella dependerá continuamente el desarrollo emocional y social del niño o la niña.

Cuando tenemos hijos, una de las primeras preguntas que se nos vienen a la mente es pensar como será su crianza; si queremos que sea igual a la que nos dieron a nosotros; o rotundamente no queremos brindarle a nuestros hijos la misma formación que nosotros tuvimos de pequeños. Por otro lado simplemente en algunos casos, los padres buscan información de diferentes tipos de crianza; estos deciden cuál es el que más se adapta a sus personalidades o evalúan la importancia de los estilos de crianza.

A lo largo de la historia, se han ido conociendo diferentes estilos de crianza, con la finalidad de formar niños que tengan unas sólidas habilidades para la vida:

  • Autoconocimiento
  • Empatía
  • Manejo de emociones y sentimientos
  • Toma de decisiones
  • Comunicación asertiva
  • Buenas relaciones interpersonales
  • Resolución de problemas
  • Buenos valores

Entre otras, a continuación vamos a explicar cuáles son los cuatro estilos de crianza o los tipos de padres.

Los cuatro estilos de crianza

Los cuatro estilos de crianza

¿Aún no tienes claro como criar a tus hijos? ¿No tienes ni idea de cómo educarlo de la mejor manera?, si estas son tus dudas constantes, hoy te contaremos cuáles con los cuatro estilos de crianza y tú tomarás la mejor decisión.

Por otra parte en la actualidad puedes encontrar mucha documentación y bibliografía sobre los diferentes estilos de crianza. Nuestra recomendación es que no te definas por uno en particular; lo ideal es ir combinando estrategias y pruebes cuál es el mejor camino para educar a tus hijos. Todas las familias y personas son diferentes, no todo aplica para lo mismo.

1. Estilo de crianza autoritario

El estilo de crianza autoritario se basa en ser inflexibles, exigentes y severos. Los padres establecen las reglas y no tienen en cuenta la opinión de sus hijos.

Se emplean normas muy estrictas con los niños, cuando estas no se cumplen de manera exacta como lo exigen los padres, todo termina con un castigo.

Los padres que ejercen este estilo de educación, suelen ser los supervisores de sus hijos; todo el tiempo les dicen que hacer y cómo hacerlo, en muchos casos también emplean la violencia física.

Normalmente son padres que no escuchan a sus hijos, son poco empáticos y su interés principal es que sus hijos sigan sus reglas; ponen poca a atención a las necesidades y sentimientos de su pequeño y no generan un vínculo afectivo sano con ellos.

Las consecuencias para los niños en este modelo de crianza, es que crecerán como personas sumisas, con baja autoestima, en algunos casos suelen ser agresivos; también son temerosos, se estresan fácilmente, por esta razón este estilo de crianza es considerado como negativo.

2. Estilo de crianza democrático

Este estilo de crianza será la que tendrá un impacto más saludable en el desarrollo del niño y en la relación afectiva con sus padres. Sin duda este tipo es uno de los estilos de crianza más positivo para los hijos.

El estilo de crianza democrática se basa en fomentar una relación cercana, amable, respetuosa y empática con nuestros niños. Los padres democráticos establecen normas y límites en sus hijos, suelen ser firmes a la hora de hacerlas cumplir; pero a su vez, también brindan amor, comprensión y escuchan las opiniones y sentimientos de sus hijos.

Los padres democráticos, también emplean consecuencias cuando las normas no son cumplidas, o los límites son sobrepasados por sus hijos; sin embargo no optan por la violencia o por castigos severos, más bien buscan la manera de enseñarle a sus hijos, para que se hagan responsables de los actos realizados.

Este tipo de educación ayudará a criar hijos seguros, con una buena autoestima y un buen manejo de sus emociones; además que crecerán más felices y esto se verá reflejado en su futuro.

3. Estilos de crianza permisivo

En este estilo de crianza permisivo, se pueden observar padres muy cariñosos y amorosos con sus pequeños; pero son padres que no establecen normas y límites claros y firmes.

En ningún contexto exigen a sus hijos un comportamiento adecuado, son padres muy relajados; suelen llevar todos los caprichos del niño, con tal de que él no llore ni haga pataletas.

Las consecuencias a la larga de este estilo de crianza permisivo, es que se estarán educando niños consentidos y caprichosos; normalmente son pequeños que muestran problemas en su comportamiento, suelen hacer pataletas cuando se les imparte una norma o un límite; desean que todo se lo den o se lo hagan en el instante, serán niños dominantes y por ende les costara tener buenas relaciones interpersonales.

Este también es considerado uno de los estilos de crianza negativo en los niños; con los hijos se debe buscar el equilibrio, no ser tan complacientes, ni ser tan autoritarios, buscar el punto medio entre ambos estilos.

4. Estilo de crianza negligente

Es un estilo de crianza negativo, los padres se caracterizan por no poner límites y normas en el hogar, además la afectividad es completamente ausente.

Son niños que habitualmente son criados por terceros; la abuela, la tía, la prima, la hermana o cualquier otro miembro de la familia o un amigo cercano.

En pocas palabras los padres no están implicados en la crianza de sus hijos; muestran desinterés en todo lo relacionado con su hijo o hija.

Esta forma de criar a los hijos trae impactos muy negativos en los pequeños, tanto en su presente como en el futuro; son niños que casi nunca crecen con un sano desarrollo de la personalidad. Todo esto a raíz de las carencias emocionales que tuvieron por parte de sus padres.

Ayuda con la crianza de mi hijo

Cuando a acudir a terapia psicológica para buscar ayuda con la crianza de mi hijo

En el apartado anterior te hablamos de los cuatro estilos de crianza, mencionando sus características y las consecuencias que pueden acarrear para el futuro de tus hijos; además de tu relación afectiva con ellos.

Si tú observas que tu estilo de crianza se aleja mucho del modelo democrático, lo mejor es que busques ayuda profesional psicológica, si deseas conocer un poco más acerca de qué es la crianza respetuosa visita este enlace.

En Hakuna Matata- Psicólogos en Medellín, contamos con grandes especialistas en esta área; así que si ves que necesitas de nuestra ayuda, no dudes en llamarnos; nosotros estaremos encantados de apoyarte en tu proceso y poder guiarte en el camino de ser padre o madre.

Artículos relacionados:

Erica M. Montoya Londoño

Psicóloga y Psicoterapeuta, Especialista en Psicología de la Actividad Física y del Deporte, aspirante a Magíster en terapias de 3 generación. Directora de Hakuna Matata Psicólogos