Los límites en los niños permiten reconocer sus emociones
Límites en los niños

Los límites en los niños son sinónimo de seguridad, protección y estabilidad.

Ya que les permite encontrar el punto de partida para sus acciones y decisiones, pero sobre todo para orientar sus emociones.

“Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”

Prov22, 6.

Los limites que ponemos a nuestros niños sirve también como un punto de encuentro con ellos mismos.

Es decir, que los padres contengan a los niños o les nieguen algo es la indicación que hasta aquí es permitido para ellos, por esto la importancia del límite en la crianza del niño

En términos del derecho les estamos enseñando con el límite que: tus derechos llegan hasta donde inician los del otro…

El límite además genera en los niños un acercamiento a la sociedad, por lo que no es solo un acto de responsabilidad sino obligación de los padres permitir que sus hijos vivencien, sientan y experimenten situaciones donde el límite sea real.

Cuando un niño participa en una situación con límite se acerca entonces a la tolerancia, espera y frustración.

Lo que invita al niño a descubrir su idoneidad para crear, poder encontrarse consigo mismo, además de tener otra percepción de la realidad y del mundo.

En los niños la capacidad para superar, tolerar y autocontrolarse está realmente vinculada con la firmeza amorosa recibida por medio de sus padres.

A través de una autoridad congruente y unas normas claras, por esto la importancia del límite en la crianza del niño.

“Definir reglas, recompensas y consecuencias por cumplirlas, les da claridad a los niños para aprender como comportarse”

¿Qué son los límites y para qué sirven?

Los límites son indispensables para la buena educación con nuestros pequeños, nos permiten guiar al niño en su formación como persona a lo largo de la vida.

Para que ellos logren identificar las conductas que están bien y las que no.

A través de los límites los niños comprenden que es importante tener un buen comportamiento para relacionarse mejor en los diferentes ámbitos de su vida (familiar, escolar y social).

Por eso es importante que tú como padre, pongas los límites con tu niño, estos no necesariamente deben ser siempre impuestos.

También pueden hacerse en consenso con el pequeño; criar a nuestros hijos con amor, pero a la vez con firmeza serán la clave para criar niños seguros y felices.

Cabe resaltar, si bien criamos con amor, el niño debe tener claro que tú eres la figura de autoridad.

Que aunque le brindes todo tu amor, el deber como padres es el de guiar y establecer límites en la crianza de ellos.

12 recomendaciones para establecer límites en los niños

Como ya mencioné la clave para que nuestros niños sean seguros y felices, es fundar límites con afecto y con firmeza.

A continuación, te dejamos 12 claves para construir límites en tus hijos.

Límites en los niños con congruencia
Límites en los niños con congruencia

1. Ser congruentes con lo que pensamos, decimos y hacemos

Muchas veces como padres no somos congruentes con lo que decimos y hacemos.

Es significativo cuando no le das un mensaje claro a tu hijo, él puede interpretarlo de la manera equivocada.

Por ejemplo:

Imponemos una consecuencia a nuestros niños por una acción que realizaron de forma negativa, resulta que la consecuencia que recibió, es no ver televisión durante 2 días.

Pero solo han pasado unas horas, dejamos que vea la tele nuevamente, el mensaje que recibirá el niño es que sus padres no son firmes por que no están cumpliendo lo que prometieron hacer.

Él entenderá que lo puede seguir realizando, ya que al actuar de una forma incorrecta, no tendrá consecuencias reales.

2. Expresar los miedos o complejos delante de los hijos

Es importante vigilar todo aquello que decimos y expresamos delante de nuestros hijos, ellos son como esponjas que absorben toda la información.

Nosotros somos su ejemplo, ellos se reflejan en nosotros como en un espejo.

Así que todo aquello que nos acompleje o nos atemorice dejémoslo para nosotros y luchemos porque nuestros hijos no carguen con esas conductas negativas que tal vez nosotros hemos llevado a cuestas gran parte de nuestras vidas.

El valor de la empatía, ser empáticos es una habilidad para la vida que debemos desarrollar todas las personas.

Nos ayudara a relacionarnos mejor con los otros.

Muéstrale a tu hijo que lo que les pasa a los demás es importante, que convivimos con muchas personas en diferentes espacios de la vida y como tal es significativo comprender a los demás.

Así que empieza por el ejemplo en casa, que el niño observe que sus padres se ponen en el lugar de otros y que pueden comprender, incluso hasta ayudar.

3. Cumplir las promesas

Cuando prometemos algo a nuestros hijos, sea una acción o algo material, es imprescindible que le cumplamos.

Los niños son inocentes y creen en nuestra palabra y cuando les fallamos, podemos crear desconfianza e inseguridades en ellos.

Apego seguro en niños
Apego seguro en niños

4. El apego seguro

Para un adecuado desarrollo emocional en los niños, los límites son fundamentales.

Durante este proceso van adquiriendo la inteligencia emocional, sobre todo en las primeras etapas de la vida.

5. El manejo de las emociones para crear límites en los niños

Manejar las emociones es uno de los pilares más importantes en el desarrollo de la personalidad de los niños.

Como padres, cuando establecemos límites con nuestros hijos y sabemos hacerlo de manera respetuosa y afectuosa, logramos también fortalecer la parte emocional de nuestros niños.

Ya que sabrán gestionarlas de una manera más positiva y serán niños más felices.

También es muy importante que como padres demos ejemplo en el manejo de nuestras emociones.

Recordemos que somos como un espejo para nuestros niños.

Debemos procurar no perder la calma nunca, pero mantente firme ante las peticiones que te pueda hacer.

Buena comunicación con los hijos
Buena comunicación con los hijos

6. La buena comunicación con los hijos

Es otra de las habilidades para la vida que es fundamental en las relaciones interpersonales.

Cuando hablamos de límites es importante que se los comuniques a tus hijos.

Entre toda la familia pueden mirar la forma de generar compromisos, explícales muy bien a tus hijos, porque decides hacerlo de esa forma.

Muchas veces pensamos que por ser niños no entienden las cosas muy bien y simplemente se las imponemos.

Pero, por el contrario, los niños son demasiado inteligentes y entienden todo perfectamente, lo único es que debemos explicárselos de manera clara.

7. Hacer que el niño reflexione sobre sus conductas

Cuando tu niño se porte mal y sobre pase los límites, has que reflexione, explícale que hizo mal y por qué no debe hacerlo.

8. El respeto mutuo

Es importante no caer en un excesivo control con nuestros niños.

Lo más importante es que ellos comprendan que tienen unos límites y unas responsabilidades, que deben cumplir.

Como ya dije antes es ser afectuosos y respetuosos, comunicarnos siempre con nuestros pequeños, pero nunca llegar a la permisividad.

Respeta siempre a tus hijos, no grites, ni seas violento.

Los niños con el buen trato entienden mejor y a su vez, no dejes que tus hijos te falten a ti al respeto.

9. Explicarles la importancia de los límites

Cuando a los niños se les explica por qué en una familia deben existir los límites, seguro ellos entenderán y responderán.

Al final comprenderán que es por el bien de ellos mismos y que ayudaran en su formación como persona.

Es construir un consenso familiar, pero luego que esto suceda, no puedes ofrecerles alternativas cada que de los niños quieran.

Recuerda que tú eres la autoridad y la última palabra la tienes tú, escúchalo pero la decisión es tuya.

Resaltar lo positivo en los hijos
Resaltar lo positivo en los hijos

10. Resaltar lo positivo en los hijos

Así como acostumbramos a resaltar lo negativo, también es muy importante resaltar lo positivo.

Reconoce sus esfuerzos, ayúdale cuando sea necesario, dale un abrazo o una muestra de afecto cuando logre resolver situaciones y acciones por sí solo.

No podemos estar todo el día regañando a nuestros hijos, sino que tenemos también que resaltar los esfuerzos positivos.

Es mejor además no decirles expresiones como “no hagas esto o aquello” sino más bien cambiarlo por frases como “lo que tienes que hacer es”.

11. No darles opciones

No podemos estar todo el día preguntando a nuestros hijos si quieren hacer algo o comer o jugar, entre otras acciones. Tenemos que dejarles las cosas claras porque así ellos aprenderán a decidir por sí mismos. 

Ser firmes como padres
Ser firmes como padres

12. Ser firmes como padres

La firmeza no significa gritar, golpear, regañar todo el día, ser firmes es establecer límites claros, pero de una forma respetuosa y cariñosa.

Se trata de hablar con conocimiento de causa, es decir, hoy digo una cosa y mañana igual y no por el contrario hoy digo una cosa y mañana otra.

Podemos hablar desde el amor, seguro que nuestros pequeños nos escucharan más

Si sientes que has implementado muchas de estas claves mencionadas y tu niño sigue presentando las mismas pataletas, lo mejor será que busques ayuda profesional.

En Hakuna Matata contamos con excelentes psicólogos especializados en Disciplina positiva que pueden orientarte en esta situación, así que no dudes en llamarnos.