Suicidio en jóvenes y adolescentes
Suicidio en jóvenes y adolescentes

Una publicación del diario El Espectador indicó que el crecimiento del índice de suicidio en jóvenes y adolescentes entre los 10 y 24 años.

Desafortunadamente, ha aumentado en los últimos años.

Lo más alarmante es que cada año las cifras tienden a aumentar.

Constituyéndose como una de las principales causas de muerte de esta población en Colombia.

Por lo general, el suicidio no es por una causa única.

Pero para los jóvenes aparenta ser la única forma de solucionar sus problemas y liberarse del estrés, sufrimiento, tensiones y angustias que los afligen día a día.

El suicidio es un acto que con escasez sucede en la infancia, se convierte en un hecho mas común en la adolescencia, a partir de los 14 años.

La mayoría de adolescentes que intentan suicidarse o se suicidan tienen un desequilibrio en la salud mental.

Como consecuencia de esto, se evidencia dificultad para manejar el estrés de ciertas situaciones, tales como:

Enfrentar el rechazo de sus amigos o pares, el fracaso escolar, las separaciones o las crisis familiares.

¿El suicidio es más frecuente en hombres o en mujeres?

Los rangos de suicidios varían entre adolescentes hombres y mujeres.

Las mujeres tienen pensamientos mas frecuentes que los hombres y la posibilidad de que intenten suicidarse es dos veces mayor que la de estos.

Las mujeres tienen la tendencia de suicidarse o intentarlo a través de la sobredosis de drogas o cortándose.

Por el contrario, la posibilidad de que los hombres fallezcan por suicidio es cuatro veces mayor que la de las mujeres.

Esto se debe a que ellos tienden a usar métodos más letales, como saltar desde alturas, ahorcarse o utilizar armas de fuego.

¿Porque los jóvenes piensan en suicidarse?

Los motivos por los cuales un adolescente decide o intenta suicidarse son complejos.

Una de las principales causas del suicidio en los jóvenes son:

  • Las rupturas amorosas
  • Las enfermedades mentales
  • Los problemas económicos
  • La falta de empleo
  • La falta de un proyecto de vida

Ya que durante la adolescencia los jóvenes tienden a experimentar fuertes sentimientos de confusión, estrés, dudas de sí mismos, presión para lograr las cosas, entre otros.

La adolescencia y el paso a la adultez es una época de increíbles posibilidades, pero también puede ser un periodo de estrés y preocupación.

Así mismo, es una etapa de identidad sexual y relaciones interpersonales.

En la cual se sienten presionados para adaptarse socialmente y estar en busca de su independencia, la cual se ve afectada por las reglas establecidas en sociedad.

Los jóvenes que tienden a vivir experiencias fuertes en su vida.

Los que son víctimas de intimidación y acoso o se enfrentan con problemas de salud mental, como ansiedad, depresión, trastorno bipolar o insomnio, corren riesgos más altos de pensar en el suicidio.

La depresión es un diagnóstico muy recurrente en la población joven adulta.

Síntomas de alerta de suicidio en jóvenes y adolescentes

Es importante nombrar algunos signos o señales que puedan servir para identificar vulnerabilidades respecto al suicidio  en jóvenes y adolescentes.

Muchos de los síntomas de las tendencias suicidas son similares a los de la depresión.

Por lo general los jóvenes que están pensando en el suicidio van a mostrar sentimientos de angustia o irritabilidad constante.

Manifestarán sentimientos de desesperanza o culpa, complejo de inferioridad y de aislamiento social.

Se mostrarán cambios en sus hábitos alimenticios y de sueño, alterando su estabilidad emocional, lo que podría provocar comportamientos rebeldes y agresivos.

Se notará un abandono en su apariencia física, así mismo reflejarán un aburrimiento persistente, dificultad para concentrarse y bajo rendimiento académico.

Uno de los síntomas más frecuentes en jóvenes que piensan en suicidarse es que se retraen de sus amigos y familiares y comienzan con el abuso de drogas o bebidas alcohólicas.

Así mismo muestran una pérdida de interés en sus actividades cotidianas, deportes, pasatiempos y demás distracciones.

Es muy común que expresen que son malas personas o son detestables.

Al igual que digan frases  como “no seguiré siendo un problema, “ya no me importa nada” “no te veré mas”, entre otras.

Otros signos que presentan los jóvenes que piense en suicidarse:

  • Intento previo de suicidio
  • Ser víctima de abusos sexuales, físicos y emocionales.
  • Enfrentar su identidad sexual en una familia o ambiente que se muestra hostil y no lo apoya.
  • Regalar sus pertenencias y objetos valiosos sin motivo.
  • Mencionar el suicidio o muerte en general con frecuencia.
  • Tener episodios psicóticos (alucinaciones).

Si ve que su hijo presenta una o más de estas señales, es importante que hablen con el acerca de su preocupación.

Es necesario buscar ayuda profesional cuando persisten estos síntomas.

Desde casa ¿Qué pueden hacer sus padres o familiares?

En casa los padres pueden centrarse en crear una red apoyo familiar, implementar buenas prácticas tales como reuniones después de cenar.

Espacios donde se hable sobre lo que fue el día para cada miembro de la familia, ayudará a fortalecer el núcleo familiar.

Algunos adultos piensan que los jóvenes solo dicen que se van a lastimar o a matar lo hacen solo para llamar la atención.

Es importante darse cuenta que si se ignoran a los adolescentes que llaman la atención, podría aumentar la posibilidad de que sí se lastimen .

3 sugerencias para que los padres estén alerta por si sus hijos muestran señales de pensar o intentar suicidarse.

1. Observar y escuchar

Es importante que observen bien si su hijo esta retraído o presenta signos de depresión.

Comprender que la depresión en adolescentes es muy importante, ya que esta se puede dar de formas diferentes a la depresión común.

Es decir puede presentarse como tener problemas con amigos, con el rendimiento académico, el dormir o estar de mal humor o irritable.

Es importante que los padres traten de mantener una buena comunicación y expresar su preocupación, su apoyo y su amor.

Si su hijo confía en ustedes, demuéstrenle que toma en serio sus preocupaciones.

Por más mínima que sea, sin desmeritar  lo que ellos están enfrentando, ya que esto podría aumentar su sentimiento de desesperanza.

2. Hacer preguntas constantemente sin hostigar

Si nota a su hijo retraído, triste y que hace comentarios sobre la muerte más de lo normal.

Es bueno que pregunte si le está pasando algo, si ha pensado en suicidarse y de que forma la familia lo puede ayudar.

Algunos padres prefieren no preguntarle a sus hijos si han pensado suicidarse o lastimarse.

Ya que creen que el preguntar puede sembrar la idea del suicidio en los pensamientos de sus hijos.

Por el contrario,  esto le indicará que hay alguien que se preocupa por él y que le da la oportunidad de hablar acerca de sus problemas.

3. Buscar ayuda

Si se da cuenta que su hijo piensa en el suicidio o ha intentado suicidarse, es necesario que busque ayuda inmediatamente.

Es importante buscar un profesional en la salud mental que pueda diagnosticar y dar tratamiento al problema o trastorno que pueda tener su hijo, puede ser un psicólogo o un psiquiatra.

Con tratamiento profesional y el apoyo de la familia los adolescentes y jóvenes con tendencias suicidas se pueden recuperarse y llevar una vida mas tranquila.

Factores protectores suicidio jóvenes
Factores protectores suicidio jóvenes

Factores protectores para evitar el suicidio en jóvenes y adolescentes

Primeramente, es importante que tengan buenas habilidades para resolver problemas.

Los jóvenes que tienen la capacidad de resolver conflictos sin agresiones y de manera respetuosa, tienen un riesgo menor.

Mientras más fuertes sea la comunicación y la confianza que los adolescentes tengan con sus padres, familiares y amigos tienen menor probabilidad de hacerse daño a ellos mismos.

Esto se debe a que se sienten queridos y apoyados.

Además de que tienen personas a las cuales pueden recurrir cuando están teniendo dificultades y se sienten realmente atrapados.

Es importante que los jóvenes y adolescentes tengan acceso restringido a productos y/o artículos letales, como armas de fuego y medicamentos.

Tener fácil acceso a los servicios de un profesional en salud mental (psicólogo o psiquiatra).

Esto ayudará a que en situaciones de desesperación e intranquilidad pueda tener la ayuda que requiere en el momento.

Es fundamental tomar muy en serio la salud mental de nuestros jóvenes.

En ocasiones al verlos con un estado de ánimo bajo, ignoramos por completo esta condición, quizás por considerarla no relevante o porque nos puede resultar incómodo hablar de la muerte.

No olvides que cuando identifiques o presumas que tus hijos tienen dificultades anímicas o expresan frases alarmantes es importante acudir a un profesional para prevenir el suicidio en jóvenes y adolescentes.

En Hakuna Matata encontrarás el apoyo necesario para superar estas situaciones y dificultades.

El suicidio en jóvenes es la segunda causa de muerte en el mundo?

Según reveló la OMS (Organización Mundial de la Salud) cada año cerca de 800.000 personas entre los 15 y los 29 años se quitan la vida.

Siendo esta la segunda causa de muerte en el mundo.

Otros cientos de miles lo intentan pero no lo logran…

El llamado de la OMS a los entes gubernamentales es a implementar políticas de salud mental en la población.