Toma de decisiones
Toma de decisiones

La toma de decisiones en la vida es una de esas acciones, actividades o procesos que hacemos a cada instante y que nos ponen, en ocasiones, en aprietos. Saber tomar decisiones es quizás la causa del fracaso… o el triunfo de una persona, la vida es un azar. En este artículo te hablaremos un poco sobre qué es la toma de decisiones, algunos tipos o ejemplos de decisiones a las que nos debemos enfrentar. También nos enfocaremos un poco en darte unos cuantos consejos que te van a servir de mucho en el proceso de la toma de decisiones, ya sea para una empresa o a nivel personal.

Te ayudamos a tomar esa decisión

Libérate de lo que te hace daño

¿Qué es la toma de decisiones?

Qué es tomar una decisión

La vida es un espacio de tiempo en el que existimos y para existir debemos básicamente tomar decisiones. Por lo tanto, tomar una decisión es elegir o tomar una postura frente una situación cotidiana.

La RAE define la palabra decisión como “Determinación, resolución que se toma o se da en una cosa dudosa”. O sea que tomar una decisión es resolver aquello que dudamos y tenemos, o es necesario hacer.

Desde ir o no a una fiesta, hasta realizar o no ese viaje paradisiaco a Hawái, incluso casarte y tener hijos entre muchas otras actividades de nuestra vida son una decisión. Además, como lo expresamos anteriormente: la vida es un azar, un misterio constante por resolver.

Como un dato interesante, tomar decisiones se tiene en la psicología como un proceso mental superior. Ya que implica una asociación entre el pensamiento y la acción, entre otras facultades mentales.

5 fases del proceso de toma de decisiones

5 fases del proceso de toma de decisiones

Luego de conocer un concepto sobre qué es de la toma de decisiones vamos a ver 5 fases o ejemplos para que tengas presente en este proceso. Por ello, estas fases te podrán ayudar a tomar mejores decisiones y ser, desde luego, más asertivos.

Antes de empezar, es importante que tengas en cuenta que hasta para tomar una decisión es necesario llevar un orden que nos permita direccionar nuestros pasos adecuadamente.

1. Por qué voy a tomar esa decisión

La primera fase es tener la necesidad de tomar una decisión en un momento determinado. Usualmente, es una acción espontánea, ya que el ser humano es dinámico en su vivencia y ese dinamismo hace que estemos tomando constantemente decisiones.

2. Debes identificar o saber qué vas a decidir

¿Por qué esa decisión es, o no, crucial? ¿Irse por esa calle es, o no, seguro?, para resolver esas preguntas es necesario identificar o evaluar sobre lo que se va a hacer. Una vez hay una identificación de los que se busca decidir se sigue el siguiente paso.

3. Darle un valor a lo identificado

Luego de hacer una identificación, o bien: evaluación de eso que se va a decidir, es relevante dar un valor a lo identificado para conocer un poco más sobre lo que se identificó y que posteriormente se decidirá.

4. Cuál es la mejor alternativa

Ya cuando se le da un valor a eso sobre lo que se va a tomar una decisión es preciso, acorde al valor dado, mirar cuál es la mejor alternativa dados los pro y contra de la decisión tomada. En este punto se miran las consecuencias de nuestra acción.

5. Tomar la decisión que creas correcta

Una vez tomas los pro y los contra de lo que vas a hacer y sabes cuál es la decisión adecuada es cuestión de actuar ¡y listo!…

No olvides que las decisiones pueden ser para toda la vida, o pueden dejarnos marcados para siempre. Por lo tanto, no se trata de pensar en un sí o un no simplemente por hacerlo y nada más. Si llevamos un orden, espontáneo, sobre lo que vamos a decidir nuestra vida podría organizarse progresivamente.

Importancia de la toma de decisiones

En este punto es necesario comprender el proceso de la toma de decisiones en nuestra vida o una empresa y podría ser hasta la causa de nuestra muerte o la quiebra, ¿Trágico? Es real, un ejemplo: si tomas la decisión de andar muy rápido en tu motocicleta y no mides las consecuencias de esa decisión podrías accidentarte y sufrir graves heridas o hasta morir.

Todo en la vida son decisiones, de ellas dependen de que hagamos, o no, algo, por eso su nivel de importancia es prácticamente vital. Ya que los logros, fracasos, situaciones y personas en nuestra vida, no son más que el resultado de una decisión que se tomó en algún momento.

Tipos de toma de decisiones

Tipos de toma de decisiones

Hablar de los tipos, o clases, de toma de decisiones es exponer la manera o proceso como reaccionas a esos estímulos, internos y externos, que te hacen estar en una constante elección sobre lo que debes, o no, hacer, te daremos algunos ejemplos.

Decisiones emocionales o intuitivas

Para tomar este tipo de decisión es asociar el alma con las emociones. Aquí son nuestros deseos y gustos más íntimos los que deciden por nosotros.

Decisiones programadas

Son esas decisiones cotidianas que hacen parte de nuestra vida y que no podemos prescindir de ellas, un ejemplo: trabajar, ducharnos, organizar casa.

Decisiones no programadas

Asociadas con instituciones, normas y personas, este tipo de decisiones son impositivas y no hay opciones: solo seguir la directriz definida.

Decisiones racionales

El análisis y el pensamiento se conjugan en este tipo toma de decisiones. Por lo tanto, se determinan los pro y los contra que se puedan obtener de la decisión que se tome.

Decisiones de rutina

Estas decisiones son parte del día a día y son las que definen nuestro actuar en sociedad. Determinan cómo debemos actuar y ser en todo sentido y ocasión, si tomas la decisión de no alimentarte es probable que te enfermes.

Decisiones de emergencia

En este plano no hay tiempo para parar y pensar, es necesario decidir rápidamente por lo que este tipo de decisiones son la respuesta a una situación inesperada.

Decisiones operativas o de estrategia

Muy relacionadas con las entidades u organizaciones, estas decisiones definen si hay un triunfo o fracaso en el objetivo trazado y la meta cumplida.

Como puedes ver, tomar decisiones no es un simple decir sí o no. En las elecciones que tomas diariamente puedes posicionar una organización, podrás salvar tu vida o la de otra persona, comerás o tomarás algo que te refresque o te proteja del frío.

Toma la decisión

Es momento de iniciar tu terapia.

Toma de decisiones en una empresa

Tomar una decisión en una empresa

Como bien sabemos las empresas son como un organismo, o una persona, nacen, crecen, se pueden reproducir –franquicias, u otras sedes– y hasta mueren. Al igual que una persona las empresas deben tomar decisiones que le permitan avanzar, la toma de decisiones en una empresa es estratégica.

Para tomar decisiones en una empresa es fundamental definir constantemente los planes y metas por cumplir. Las organizaciones funcionan en pro de dar cumplimiento a esas metas de ahí depende su triunfo o fracaso.

La toma de decisiones en una empresa la hace la alta dirección, desde luego es la alta dirección la parte que piensa qué es bueno o malo para la entidad. Es ahí donde las estrategias y la planificación concienzuda se hacen necesarios en las elecciones organizacionales.

Toma de decisiones personales

A diferencia de la toma de decisiones de una empresa, algunas de las decisiones de carácter personal pueden ser fatales o vitales para nuestra existencia. Por lo que es muy importante saber qué decisión tomar a cada instante.

Las decisiones personales son cruciales para orientar nuestro proyecto de vida y darle forma a eso que queremos para nuestro destino. Con las decisiones personales resolvemos nuestra vida o, por el contrario, nos enredamos.

Constantemente estamos inmersos en un mundo lleno de interrogantes y opciones por resolver y decidir, y, en efecto. En este punto las decisiones personales son solo respuestas inmediatas a eso que nos pone el camino de vivir. O sea: las decisiones personales son parte de nosotros y, por tanto, son intransferibles porque su impacto recae únicamente sobre nuestra vida.

Modelo de toma de decisiones

En la siguiente infografía te daremos un sencillo modelo para que tomes decisiones de manera simple y en todos los ámbitos de tu vida. En verdad este modelo se reduce a 4 sencillos pasos que si los sigues podrás entender un poco más sobre ese asunto de tomar decisiones.

Modelo de toma de decisiones
Modelo de toma de decisiones

Ejemplos de toma de decisiones

Ahora veremos algunos ejemplos sobre toma de decisiones que vemos a diario y que hacen parte de escenario cotidiano en el que habitamos. Con estos ejemplos recreamos un poco lo que es tomar decisiones.

En este punto tomaremos algunos retratos de lo que es decidir diariamente:

  • Irse en bus o taxi para llegar rápido al trabajo.
  • Gastarse un dinero extra en diversión o en un electrodoméstico.
  • Tomar una ruta para llegar a un lugar específico.
  • Invertir en maquinaria o en mobiliario adecuado para el personal.
  • Pagar primero la cuenta de servicios o comprar alimentos.
  • Estudiar o trabajar, o ambas.
  • Irse a vivir de un sitio a otro.
  • Dejar de consumir un producto porque es nocivo.
  • Elegir un líder político de otro.
  • Comer carne o hamburguesa.
  • Amar y convivir con una persona o vivir solo.

Como puedes apreciar estas son solamente algunos de los cientos de miles de ejemplos que podrías ver sobre toma de decisiones. De hecho, cuando comenzaste a leer este texto tuviste que tomar una decisión: seguir leyendo este artículo o cambiar de sitio web y buscar otro tema.

En Hakuna Psicólogos en Medellín podemos ayudarte a que enfoques tu mente y direcciones ese proceso de pensamientos hacia una toma de decisiones acertada para tu vida. También podemos enseñarte cómo manejar la frustración, las decisiones pueden traer resultados positivos o negativos, únicamente es cuestión de decidir.

Artículos relacionados:

Erica M. Montoya Londoño

Psicóloga y Psicoterapeuta, Especialista en Psicología de la Actividad Física y del Deporte, Magíster en terapias de tercera generación. Directora de Hakuna Psicólogos en Medellín.