Valoración psicológica para niños y adolescentes

Especialistas en Psicología Infantil en Medellín

Inicio » Citas con Psicólogos en Medellín » Psicólogo infantil en Medellín

Nuestros especialistas en psicología infantil en Medellín o para niños tienen como objetivo posibilitar que los pequeños y sus familias puedan resolver esas situaciones que están generando malestar y conflicto en la vida de los niños, ya sea en su ámbito, escolar, social o familiar.

Por lo tanto, en Hakuna Psicólogos, somos especialistas en tratamientos psicológicos con niños. Sobre todo conocemos y resaltamos lo esencial que es que el niño pueda ir adquiriendo unas adecuadas herramientas en el manejo de sus emociones; por otro lado, tener un sano desarrollo de la personalidad. Es decir, buscando a su vez que estas estrategias le permitan adaptarse a las dificultades, cambios y situaciones negativas, que pueden presentarse en su diario vivir.

Además, la metodología del psicólogo infantil se desarrolla a través del juego y el arte terapia; ciertamente consideramos es una de las mejores maneras para tener una buena comunicación con el niño. En consecuencia, ellos logran incorporar de una manera más didáctica los conceptos que se les brindan en la terapia psicológica.

Lo más importante el acompañamiento de los padres, ya que para mejorar conductas del niño, también debemos efectuar cambios en casa y a nivel familiar.

Además, para que un tratamiento sea exitoso, los padres deben seguir las recomendaciones que les brindan los especialistas en psicología infantil. Por lo tanto, esto ayuda a que el niño evolucione más rápido en su proceso psicológico y alcance los objetivos.

Reserva tu cita

Psicólogo infantil Medellín

Nuestra metodología tiene como base principalmente la intervención a través del juego y el arte terapia

La psicología infantil ayuda a desarrollar las habilidades del niño

Cuando hablamos de habilidades, nos referimos a las capacidades que tiene cada niño para lograr manifestar sus emociones de una manera acertada y con facilidad.

En otras palabras, en Hakuna Psicólogos buscamos que cuando los niños asistan a la consulta psicológica, ellos logren adquirir habilidades que les permitan poder relacionarse con su medio y con las personas de una manera sana, adecuada y de forma fácil.

En la terapia con el psicólogo infantil es muy importante el acompañamiento de los padres. Ya que para mejorar conductas del niño también debemos llevar a cabo cambios en casa y a nivel familiar.

¿Qué habilidades pueden adquirir los niños con la psicología infantil?

Habilidades
Sociales

Psicoterapia infantil

Lograr desarrollar una comunicación asertiva, identificar como solucionar los problemas y conflictos que se puedan presentar en su diario vivir a través de la psicología infantil. Así mismo, adquirir buenas relaciones interpersonales con sus pares y familia.

Habilidades
Comportamentales

psicología infantil

Conocimiento y reconocimiento de conductas negativas, además, adquirir herramientas para el control de impulsos. Seguidamente, con la psicoterapia infantil, establecer normas y límites propuestos con los padres y en su ámbito escolar y social. También aprovechamiento del tiempo libre, asimilación de rutinas programadas para el día a día.

Habilidades
Emocionales

Terapia infantil

Autorregulación de las emociones para comprender cómo se manifiestan en el cuerpo y como reconocerlas cuando tengan algún momento de tensión. Con la psicología infantil, adquirir herramientas para su inteligencia emocional, desarrollo de estrategias emocionales cuando se enfrenten a situaciones negativas. Además, aprender técnicas de respiración para tener un mayor control de su cuerpo y aprender a expresar la rabia, el miedo, la tristeza y la alegría.

Habilidades
Cognitivas

Terapias para niños

Finalmente, con la ayuda del psicólogo infantil, identificar herramientas que les permitan desarrollar pensamientos positivos y resignificarlos, transformar conductas y pensamientos negativos, mejorando la atención y concentración.

Psicólogo infantil

Los padres deberán seguir las recomendaciones del psicólogo para niños, son personas determinantes en que se pueda hacer un buen proceso con el niño.

Como se realiza la terapia con el psicólogo infantil

La terapia psicológica infantil se realiza de la siguiente manera:

En primer lugar, se realiza una valoración psicológica a la cual asisten los padres y el niño a tratar. Se toman unos datos básicos, familiares, escolares, comportamentales y sociales del niño, además del motivo de consulta que los padres manifiesten.

En segundo lugar, y después de que el psicólogo infantil tenga recopilada toda esta información, dará las pautas de cómo será el tratamiento del niño.

Por lo tanto, cuando el niño asista a su primera consulta individual, el terapeuta comenzará la sesión desde el diálogo y el juego. En otras palabras, los juegos y las actividades que se plantean para cada terapia serán diferentes. Además, teniendo en cuenta el motivo de consulta del niño y su edad.

Sobre todo es muy importante que el niño asista a sus citas de psicología infantil programadas con el profesional. Por lo tanto, de la continuidad de las citas depende que el tratamiento sea efectivo o no.

Entonces los padres deberán seguir las recomendaciones del psicólogo para niños, son personas determinantes en que se pueda hacer un buen proceso con el niño, son su espejo y su ejemplo y de ellos dependerá también que el niño evolucione en sus terapias.

Además, las terapias para niños tienen una duración aproximada de 50 minutos. También en nuestro Centro Psicológico les brindamos todos los materiales que ellos requieran para el adecuado desarrollo de la sesión con el terapeuta infantil.

Beneficios de la terapia con psicólogo para niños

El objetivo de la psicología infantil es facilitar, que los pequeños y sus padres puedan trabajar en consulta, esas situaciones conflictivas que se están presentando en el colegio. Además, con otras personas de la familia, de manera que el niño reduzca el estrés y pueda aumentar su capacidad de autorregulación emocional.

  1. Aprender a identificar las emociones (rabia, tristeza, miedo, alegría) en el cuerpo.
  2. Autorregulación emocional
  3. Adquirir inteligencia emocional.
  4. Reconocer límites y normas.
  5. Mejores relaciones sociales.
  6. Manejo asertivo de solución de conflictos.
  7. Desarrollar estrategias de comunicación.
  8. Técnicas de relajación y respiración.
  9. Adquirir una mejor concentración y atención en las actividades que realiza.
  10. Fortalecer su autoestima y autoimagen.
Psicólogo para niños

Los padres deberán seguir las recomendaciones del psicólogo para niños. Los padres son personas determinantes para que se pueda hacer un buen proceso con los pequeños.

Aspectos importantes de la terapia con psicólogo para niños

Duración:

50 min

Participantes:

Niño o niña y en algunas ocasiones los padres

Número de Sesiones:

Según el proceso

Preguntas frecuentes sobre psicología infantil

¿Qué es lo que hace un psicólogo infantil?

Un psicólogo de infancia es un profesional especializado en comprender y abordar los aspectos psicológicos, emocionales y sociales que afectan a los niños y adolescentes. Su objetivo principal es promover el bienestar emocional y el desarrollo saludable de los niños.

Las responsabilidades de un psicólogo infantil pueden incluir:

  1. Evaluación y diagnóstico: Realizar evaluaciones para comprender los desafíos emocionales o conductuales que puedan enfrentar los niños. Esto puede incluir pruebas psicométricas, observaciones y entrevistas.
  2. Intervención y tratamiento: Desarrollar y aplicar estrategias de intervención para abordar problemas emocionales o de comportamiento. Pueden utilizar enfoques terapéuticos, como la terapia cognitivo-conductual, la terapia de juego o la terapia familiar.
  3. Asesoramiento a padres: Trabajar con los padres para ofrecer orientación sobre cómo apoyar mejor a sus hijos. Esto puede incluir estrategias de crianza, manejo de la disciplina y promoción de un ambiente familiar saludable.
  4. Colaboración con otros profesionales: Trabajar en estrecha colaboración con profesionales de la salud, educadores y otros especialistas para abordar de manera integral las necesidades del niño.
  5. Prevención: Desarrollar programas y actividades para prevenir problemas psicológicos antes de que ocurran. Esto puede incluir la educación sobre el manejo del estrés, la resiliencia y habilidades sociales.
  6. Investigación: Contribuir al campo de la psicología infantil a través de la investigación para mejorar la comprensión de los problemas psicológicos en niños y adolescentes.

En resumen, se trabaja para entender, prevenir y tratar los problemas emocionales y de comportamiento en niños, ayudándolos a desarrollar habilidades y recursos para enfrentar los desafíos de la vida de manera saludable.

¿Cuándo tiene que ir un niño al psicólogo?

La decisión de llevar a un niño al psicólogo puede basarse en diversas señales y situaciones que pueden indicar la necesidad de apoyo emocional o psicológico. Algunas de las razones comunes por las cuales los padres pueden considerar la consulta de un psicólogo de niños, incluyen:

  1. Cambios en el comportamiento: Si un niño experimenta cambios significativos en su comportamiento, como aislamiento, agresión, cambios en el rendimiento escolar o problemas de sueño, podría ser un indicador de dificultades emocionales.
  2. Problemas académicos: Dificultades persistentes en el rendimiento académico, a pesar de los esfuerzos y la ayuda adicional, podrían requerir una evaluación para abordar posibles factores emocionales o de aprendizaje.
  3. Eventos traumáticos: Si un niño ha experimentado eventos traumáticos, como la pérdida de un ser querido, divorcio, abuso o cualquier otra situación estresante, puede beneficiarse de la intervención de un psicólogo para procesar y superar estos eventos.
  4. Problemas sociales o de relación: Dificultades en la interacción con compañeros, problemas de habilidades sociales, o bullying pueden ser razones para buscar la ayuda de un psicólogo para niños.
  5. Problemas emocionales: Si un niño muestra signos de ansiedad, depresión, miedo irracional o tristeza persistente, un psicólogo puede ayudar a explorar y abordar estas emociones.
  6. Cambios en la familia: Eventos como la llegada de un nuevo hermano, divorcio, mudanzas u otros cambios familiares pueden afectar emocionalmente a un niño, y la intervención de un psicólogo puede ser beneficiosa.
  7. Dificultades de desarrollo: Retrasos en el desarrollo, problemas de atención, hiperactividad o dificultades en el proceso de aprendizaje pueden ser motivo para buscar la evaluación de una psicoterapia infantil.

Es esencial destacar que la decisión de consultar a un psicólogo no siempre significa que haya un problema grave. A veces, simplemente puede ser útil para brindar apoyo adicional y estrategias de afrontamiento a medida que el niño enfrenta los desafíos normales del crecimiento y desarrollo. En cualquier caso, la participación de los padres y la comunicación abierta con el psicólogo para niños, son clave para el éxito del proceso.

¿Qué temas abarca la psicología infantil?

La psicología infantil abarca una amplia gama de temas relacionados con el desarrollo, el comportamiento, la cognición y la salud mental de los niños. Algunos de los temas más importantes incluyen:

  1. Desarrollo Infantil: Estudia el crecimiento físico, cognitivo y socioemocional de los niños desde el nacimiento hasta la adolescencia.
  2. Psicología del Apego: Examina la formación y la influencia de los vínculos emocionales entre los niños y sus cuidadores, y cómo estos afectan el desarrollo emocional y social.
  3. Teorías del Desarrollo: Explora diferentes teorías que explican cómo los niños adquieren habilidades cognitivas, sociales y emocionales a lo largo del tiempo.
  4. Psicología del Juego: Analiza el papel del juego en el desarrollo infantil, incluyendo su importancia para el aprendizaje, la creatividad y la resolución de problemas.
  5. Desarrollo Cognitivo: Examina cómo los niños adquieren habilidades cognitivas, como el pensamiento, el lenguaje, la memoria y la resolución de problemas.
  6. Psicología Social Infantil: Se centra en cómo los niños desarrollan habilidades sociales, construyen relaciones y comprenden el mundo social que los rodea.
  7. Trastornos del Desarrollo: Incluye la investigación y el tratamiento de trastornos como el trastorno del espectro autista (TEA), el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y otros trastornos del desarrollo.
  8. Psicopatología Infantil: Examina los trastornos mentales y emocionales que pueden afectar a los niños, así como las estrategias de diagnóstico y tratamiento.
  9. Psicología Escolar: Se enfoca en el apoyo a los estudiantes en el entorno educativo, abordando temas como el rendimiento académico, la conducta en la escuela y las dificultades de aprendizaje.
  10. Psicología del Adolescente: Se centra en los cambios emocionales, cognitivos y sociales durante la adolescencia, así como en los desafíos típicos de esta etapa.
  11. Intervención y Terapia Infantil: Explora diversas técnicas terapéuticas y estrategias de intervención para abordar problemas emocionales y de comportamiento en niños.

Estos son solo algunos ejemplos, y la psicología infantil es un campo diverso que sigue evolucionando a medida que se realizan nuevas investigaciones y se desarrollan nuevas estrategias de intervención. Los profesionales en este campo trabajan para comprender y mejorar la salud mental y emocional de los niños, brindando apoyo a lo largo de su desarrollo.

¿Qué terapia es mejor para niños?

La elección de la terapia para niños depende de diversos factores, incluyendo la naturaleza y gravedad de los problemas que enfrenta el niño, así como sus necesidades individuales. Aquí hay algunas terapias comunes que se utilizan en psicología infantil:

  1. Terapia de Juego: Es especialmente efectiva para niños más pequeños o aquellos que tienen dificultades para expresar sus emociones verbalmente. A través del juego, los niños pueden comunicar sus pensamientos y sentimientos de manera más natural.
  2. Terapia Cognitivo-Conductual (TCC) para Niños: Se centra en identificar y cambiar patrones de pensamiento y comportamiento negativos. Puede ser útil para tratar problemas como la ansiedad, la depresión y los trastornos del comportamiento.
  3. Terapia Familiar: Involucra a la familia en el proceso terapéutico para abordar dinámicas familiares, mejorar la comunicación y apoyar el bienestar emocional del niño. Es particularmente efectiva cuando los problemas del niño están relacionados con la dinámica familiar.
  4. Terapia de Arte: Utiliza formas de expresión artística, como el dibujo, la pintura o la escultura, para ayudar a los niños a comunicar sus emociones y pensamientos de manera no verbal.
  5. Terapia de Juego Dirigido: Un terapeuta guía al niño a través de juegos específicos diseñados para abordar problemas específicos. Puede ayudar a desarrollar habilidades sociales, mejorar la autoestima y abordar problemas de comportamiento.
  6. Terapia de Exposición para Trastornos de Ansiedad: Se utiliza para ayudar a los niños a enfrentar y superar sus miedos y ansiedades al exponerlos gradualmente a situaciones que les generan ansiedad.
  7. Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT): Se centra en aumentar la conciencia y la aceptación de las emociones, y ayuda a los niños a comprometerse con valores y acciones significativas a pesar de las dificultades.
  8. Terapia Narrativa: Ayuda a los niños a contar sus historias de manera significativa, promoviendo la comprensión y la reescritura de las narrativas que tienen sobre sí mismos y sus experiencias.

La elección de la terapia dependerá de la evaluación del psicólogo para niños, quien considerará la edad, su personalidad, la naturaleza del problema y las preferencias de la familia. A menudo, se emplea un enfoque integrador que combina elementos de diferentes modalidades terapéuticas para adaptarse mejor a las necesidades individuales del niño.

¿Cómo hacer una terapia con niños?

Realizar terapia con niños requiere enfoques y técnicas específicas para adaptarse a su desarrollo cognitivo, emocional y social. Aquí hay algunos pasos generales y consideraciones importantes al hacer terapia con niños:

  1. Establecer una Relación de Confianza:
    • Crea un ambiente cálido y acogedor para que el niño se sienta cómodo.
    • Establece una relación de confianza, siendo auténtico y mostrando empatía.
  2. Utilizar el Juego y la Actividad:
    • Incorpora actividades lúdicas y creativas para facilitar la expresión emocional.
    • El juego puede ser una forma natural para que los niños se comuniquen.
  3. Adaptar el Lenguaje:
    • Utiliza un lenguaje simple y comprensible según la edad del niño.
    • Usa metáforas o historias para explicar conceptos abstractos.
  4. Fomentar la Expresión Emocional:
    • Ayuda al niño a identificar y expresar sus emociones de manera abierta.
    • Utiliza actividades como el dibujo, la pintura o el juego simbólico.
  5. Incluir a los Padres o Cuidadores:
    • Involucrar a los padres en el proceso terapéutico, especialmente en el caso de niños más pequeños.
    • Proporciona orientación a los padres sobre cómo apoyar el bienestar emocional del niño en casa.
  6. Utilizar Técnicas de Terapia Apropiadas:
    • Selecciona técnicas terapéuticas adaptadas a la edad y necesidades del niño.
    • Puede incluir terapia cognitivo-conductual, terapia de juego, terapia familiar, entre otras.
  7. Fomentar la Autoexploración:
    • Ayuda al niño a explorar y comprender sus pensamientos y sentimientos.
    • Incentiva la reflexión sobre sus experiencias y percepciones.
  8. Establecer Objetivos Realistas:
    • Define metas terapéuticas alcanzables, teniendo en cuenta el nivel de desarrollo del niño.
    • Celebra los logros pequeños y refuerza los comportamientos positivos.
  9. Mantener la Flexibilidad:
    • Adapta la sesión a las necesidades y el estado emocional del niño en ese momento.
    • Sé flexible en tu enfoque y dispuesto a ajustar las estrategias según sea necesario.
  10. Incorporar el Juego Terapéutico:
  • Utiliza el juego terapéutico para abordar temas específicos, permitiendo al niño expresarse de manera indirecta.
  1. Monitorear el Progreso:
    • Evalúa regularmente el progreso del niño en relación con los objetivos establecidos.
    • Comunica el progreso de manera positiva y brinda retroalimentación constructiva.

Recuerda que cada niño es único, y la terapia debe adaptarse a sus necesidades individuales. La creatividad, la paciencia y la sensibilidad son fundamentales al trabajar con niños en un entorno terapéutico.

¿Necesitas un psicólogo para niños?

Te invitamos a que nos contactes vía WhatsApp para ampliar la información que necesites sobre las terapias para niños. Además, nuestra forma de trabajar o cualquier otra duda que tengas. Queremos escucharte.