Anorexia
Anorexia

En nuestra sociedad se ha normalizado el tema de los cuerpos ideales y cómo en ellos afecta o favorece la alimentación. Cuestiones que no todas las personas saben manejar y llegan a ciertos excesos o ideas obsesivas sobre cómo deben conseguir dichos cuerpos o cómo deben comer para lograrlo. Por lo tanto, hay muchas personas que sufren estos problemas en silencio. Es por ello que, hoy en Hakuna Psicólogos queremos hablar un poco sobre la anorexia, qué se debe saber, síntomas, causas, tipos, consecuencias y factores protectores. Además, ampliar la información sobre este tema para identificarlo y generar conciencia sobre lo que implica. 

¿Qué es la anorexia?

¿Qué es la anorexia?

La anorexia o anorexia nerviosa es un trastorno de la alimentación de naturaleza psicológico. Pues aunque su principal fuente de padecimiento es el organismo, sus consecuencias están asociadas a los aspectos psicológicos y donde se sustenta este trastorno. Además, este es dado por la no ingesta adecuada de alimentos.

Algunas de las características o causas del trastorno de anorexia puede ser por una visión distorsionada del propio cuerpo, que conlleva al temor por subir de peso. También, preocupación por qué alimentos comer y su cantidad, y un peso corporal notablemente bajo.

Las personas que padecen este trastorno, para ellos es fundamental controlar su peso y su imagen corporal. Por lo tanto, están constantemente interesadas por su alimentación, en el conteo de calorías y cantidades. Pueden usar diuréticos e incluso hacer ejercicio obsesivamente para mantener un bajo peso.

Aunque bajen de peso notablemente, estas personas suelen continuar preocupadas por la posibilidad de aumentar de peso y sufren de dimorfismo corporal. Además, siguen viendo una imagen distorsionada de sí mismos.

Síntomas de la anorexia

Síntomas de la anorexia

Como se mencionó anteriormente, puede ser comprendida en dos factores: lo físico u orgánico y lo comportamental y emocional. Por lo tanto, esto es importante aclararlo, porque en cada uno de estos aspectos se generan unos síntomas que derivan en el trastorno de anorexia o alguno de sus tipos. 

En los síntomas físicos u orgánicos encontramos: 

  • Una fatiga excesiva con cualquier actividad cotidiana y de poco esfuerzo. 
  • La piel puede tener variaciones en su color o textura. Por ejemplo ponerse un poco amarilla, ponerse carrasposa, entre otros.
  • Una abstinencia constante a no comer, o a tener atracones de comida, para luego expulsarlo (vómito o diarrea).
  • Ser extremadamente sensibles al frío o las temperaturas bajas.
  • Insomnio constante.
  • Caída frecuente de cabello, junto con resequedad y debilidad en el mismo.  
  • Posible desnutrición o deshidratación del organismo, de los síntomas de la anorexia visibles.

En cuanto a los síntomas emocionales o conductuales, se encuentra:

  • Un temor incontrolado hacia la idea de ganar algo de peso por algún motivo. 
  • Sostener una distorsión de la imagen corporal, pues sus delgados cuerpos pueden ser vistos como gordos, por y para ellos mismos.
  • Pueden ser personas que presentan unos altos niveles de tristeza, depresión, irritabilidad ante cualquier situación. Por lo tanto, los puede llevar también a un aislamiento por lo que perciben en su cuerpo y no quieren que nadie vea.
  • Una baja autoestima constante por no poder cumplir con ese cuerpo ideal que imaginan.
  • Una sensación de angustia constante por el pensamiento frecuente de lo que pasa en su cuerpo.
  • La ansiedad constante de no querer comer.

Causas de la anorexia 

No ha sido posible hasta el momento identificar las causas exactas de la anorexia. Esto va a depender de cada persona y puede tratarse también de la combinación de varios ámbitos. También pueden considerarse algunos factores de riesgo para padecerla, pueden verse involucrados factores biológicos, psicológicos y contextuales. 

Factores biológicos:

No hay claridad sobre los genes específicos que causan la anorexia. Pero puede haber factores relacionados como: ser mujer, antecedentes familiares de trastornos alimenticios, tendencias al perfeccionismo, entre otras.

Factores psicológicos:

Puede aparecer en algunas personas con anorexia rasgos de personalidad obsesiva-compulsiva que genera necesidad de ser estrictas con la alimentación y las dietas. Además, tienen mayor preocupación por la imagen corporal. También pueden ser comunes los trastornos relacionados con la ansiedad.

Factores Contextuales:

Familiares con obesidad o sobrepeso, practicar algún deporte o actividad con una exigencia respecto al peso e imagen corporal, como la gimnasia rítmica o el ballet, fracaso escolar, redes sociales y expectativas sociales.

Consecuencias de la anorexia

En este tipo de problemáticas será muy frecuente encontrar que se unen los aspectos físicos y emocionales, para lo referente a las consecuencias no es diferente. Aquí también podríamos tener en cuenta esos aspectos relevantes, cuando se padece de alguno de los tipos de anorexia, los síntomas y las consecuencias orgánicas podrían ser muy marcadas.

Por ejemplo los cuerpos extremadamente delgados y con la piel colgada, la deshidratación y los problemas de hipotermia, estreñimiento, cardíacos y de debilidad muscular y ósea, inclusive en casos graves, hasta la muerte.  

Por su parte en las consecuencias emocionales, podrían ser un poco más agudas. Pues la depresión sería una constante en la anorexia y sus causas, junto con los problemas de distorsión y pérdida de sentido propio en cuanto a su imagen y pensamientos propios.

Además, un aislamiento extremo, donde quizá ni sus familiares cercanos podrían ser aceptados para estar cerca. Adicionalmente, en casos extremos podría presentarse una pérdida del sentido de realidad. 

Diferencia entre anorexia y bulimia

Ambos son trastornos alimenticios, pueden presentarse ambos de manera simultánea.

La persona con anorexia se interesa obsesivamente por su apariencia física, por verse delgada y la preocupación por subir de peso. Debido a eso, opta por comer pocas cantidades o no comer. Por lo tanto, bajando de peso significativamente y continúan viéndose con más peso del que pueden tener. 

Por otro lado, una persona con bulimia, además de preocuparse por su apariencia física, padece un descontrol con la comida. En el cual se pueden exceder en la cantidad y tipo de alimentos, produciendo atracones. Lo cual produce culpa y la conlleva a inducir el vómito o utilizar constantemente laxantes para expulsar lo ingerido. 

Tipos de anorexia

Tipos de anorexia

A pesar de que la anorexia como trastorno tiene ciertos signos y síntomas generales, existen diferentes tipos de anorexia. Ya que se acompaña de otros comportamientos además de los ya descritos anteriormente. A continuación te hablamos un poco sobre estos diferentes tipos: 

Anorexia pura:

Este es el tipo descrito anteriormente, el más general, donde la persona que la padece se siente “gorda”. Además, está obsesionada por mantenerse delgada, pero no hace uso del ejercicio o de la buena alimentación, solo decide no comer. 

Anorexia con actividad física:

Son personas que, además de padecer anorexia, tienen constante preocupación por su peso, buscan cualquier ocasión para hacer ejercicio, moverse y quemar calorías constantemente. Además, viene acompañado de restricción en la comida, aunque pueden más fácilmente acceder al aumento de comida que a la reducción de actividad física.

Anorexia con atracones:

Estas personas tienen establecidos los alimentos y cantidades que no deben comer y realizan una restricción prolongada de los mismos. Pero finalmente caen en la tentación de comerlos y se producen atracones, un consumo exagerado de los mismos. 

Anorexia con vómito:

Después de que la persona ingiere alimentos, si considera que fue mayor cantidad de la que debería, compensa esta ingesta induciendo el vómito y así evitando subir de peso. Este es uno de los tipos más peligrosos de la anorexia, pues conlleva también a otras dificultades de salud. 

Anorexia con autolesiones:

Algunas de las personas con anorexia recurren a comportamientos autolesivos como el cutting. Por lo tanto, no buscan el suicidio, lo hacen con el fin de “sedarse” o calmar algún malestar emocional experimentado. 

Anorexia con purgación:

Son aquellas personas con anorexia que utilizan laxantes o productos diuréticos con el fin de vaciar su estómago de comida, grasa o calorías. Aunque con esto no se consigue lo esperado, esto conlleva también a diversos problemas de salud. 

Anorexia con abuso de sustancias:

Algunas personas con anorexia también recurren a sustancias psicoactivas como cocaína o anfetaminas. Todo esto con el fin de no sentir hambre o cansancio, evitando ingerir alimentos y evitar subir de peso. Este consumo de sustancias complican aún más el cuadro de anorexia, ya que representa también una dependencia o adicción.

Características de la anorexia

En los problemas de la anorexia, se pueden ubicar algunas características puntuales que se ponen en relación con sus síntomas. Pues de ellos parte lo característico de dicha patología, ejemplo de ello podría ser las modificaciones corporales que se presentan gracias a su reducida o nula ingesta de alimentos. Cuerpos extremadamente delgados, con carencia de masa muscular, debilidad en cabello y uñas, aspectos degradados del organismo, entre otros.

Adicional a esto, existen otros puntos característicos y causas de la anorexia, donde se presenta la inconformidad constante con el cuerpo que se tiene. Por ello sienten una necesidad de mantener un régimen alimenticio o de ejercicio que evite a toda costa ganar un mínimo porcentaje de peso.

Es característico también sentir la necesidad de estar expulsando constantemente los alimentos, así estos no sean ingeridos el día en que se expulsan. Pues en casos muy graves puede haber personas que aún quieren expulsar lo que consumieron días atrás, con la idea de que esto no conlleve a ganar peso y puedan mantener una imagen deseada.  

Factores protectores de la anorexia

Factores protectores

Así como en este artículo se ha tratado de dar a conocer los riesgos y las posibles causas de la anorexia, también sería relevante referenciar los factores protectores que pueden incidir en la prevención de la anorexia. Para ello, es adecuado primero, comprender a qué obedecen los factores protectores en los trastornos alimenticios, como la anorexia.

Para esto podríamos citar a Ospina-Macias & Sarmiento- Busquets (2010), referenciados en algunos estudios que hablan sobre estos temas. Y donde plantean que todo factor protector es el que brinda unas condiciones en el espacio y que permiten favorecer el desarrollo integral tanto individual como grupal

En este sentido, y siguiendo los postulados de dichos autores, encontramos que se podrían agrupar en tres denominaciones los factores protectores y que concentraría los factores internos y externos que aquí confluyen, para esto, utilizamos sus palabras.

Los factores protectores pueden ser de tres tipos, yo tengo, yo soy y yo puedo, donde cada categoría cuenta con características particulares.
Yo tengo, se relaciona con la confianza, independencia y estabilidad que me proporcionan factores externos, como la familia, los amigos, las instituciones, etc.
Yo soy se refiere a la disposición, el respeto y la responsabilidad, donde se mencionan los valores y principios que reconoce la persona.
Por último el yo puedo, aquí encontramos las capacidades individuales y la resolución de problemas, en este observamos el control de emociones, las capacidades analíticas y ejecutivas, el saber cuándo pedir ayuda e idear nuevas soluciones a situaciones difíciles.

Ospina-Macias & Sarmiento- Busquets

¿Cómo ayudar a una persona anoréxica?

¿Cómo ayudar a una persona anoréxica?

Puede que tengamos un caso cercano de anorexia y no sepamos cómo manejar la situación y aportar para poder constituir una red de apoyo para esa persona. Así que, a continuación, te proponemos algunas herramientas que puedas utilizar para ayudar un poco y fomentar la necesidad de buscar ayuda especializada para este tipo de casos:

  1. Puedes intentar investigar y saber un poco más sobre las causas de la anorexia, los síntomas y tipos, para comprender lo que está atravesando esta persona. Además, saber cuáles son las características de su padecimiento. 
  2. Reconocer que es un trastorno y es algo a lo que las personas pueden llegar sin darse cuenta y no pueden controlarlo. Por lo cual necesitan acompañamiento y apoyo, no juicios.
  3. Mientras hablas sobre el tema e intentas comprender a esa persona, puedes ayudarle a entender que se trata de un trastorno o una enfermedad que puede afectar su salud física y mental. Por lo tanto, necesita ayuda profesional. 

Pueden ayudarle a esa persona a gestionar la búsqueda de un profesional para que lo trate en su padecimiento. 

Acompaña a esa persona en su proceso, no lo presiones ni lo juzgues, quédate presente para lo que pueda necesitar. Recuerda que para estos casos siempre será importante encontrar la ayuda profesional adecuada. Por lo tanto, si eres o conoces a alguien que tenga algunos de los tipos de anorexia, visita Hakuna Psicólogos, donde encontrarás la ayuda necesaria para tu proceso. 

Erica M. Montoya Londoño

Psicóloga y Psicoterapeuta, Especialista en Psicología de la Actividad Física y del Deporte, Magíster en terapias de tercera generación. Directora de Hakuna Psicólogos en Medellín.