¿Qué es un ser asocial?
¿Qué es un ser asocial?

¿Sabes qué es una persona asocial?, ¿te gustaría saber cómo reconocerla?, en Hakuna Psicólogos te hablaremos sobre los rasgos de la personalidad asocial y la diferencia que tiene con el trastorno de personalidad antisocial, las cuales son comúnmente confundidas. Así que, diferenciarlos puede ayudarte a buscar posibles alternativas de tratamiento y saber cómo sobrellevarlo.

¿Qué es un ser asocial?

¿Qué es un ser asocial?

El trastorno de personalidad asocial se evidencia en las personas que presentan dificultad para socializar e integrarse con otros, que les cuesta aceptar algunas normas sociales y son introvertidos. Pues disfrutan más de su soledad que sentirse acompañados o compartir tiempo con alguien.

Sin embargo, esto no quiere decir que no sean empáticos con los otros y que no tengan amigos. Pues aunque se piense lo contrario, las personas con trastorno de la personalidad asocial, pueden compartir con las personas que para ellos son de su interés.

¿Qué es el trastorno de personalidad antisocial?

¿Qué es el trastorno de personalidad antisocial?

El trastorno de personalidad antisocial cuenta con otro tipo de características. Pues este tipo de personas suelen no tener empatía por las normas sociales y por las pautas que suelen marcar las reglas de convivencia. Precisamente por el hecho de que no les interesa hacer parte de la sociedad y su principal fuente de placer es tratar de transgredir las leyes de alguna manera.

Las personas que padecen el trastorno de la personalidad antisocial, suelen tener comportamientos agresivos e impulsivos hacia cualquier persona. Ser poco susceptibles a los sentimientos de los demás, a no diferenciar entre el bien y el mal. Por lo cual pueden tener actitudes y realizar acciones que no generen ningún tipo de culpa o remordimiento, pues estas no tienen cabida en este tipo de trastornos antisociales.

Rasgos de personalidad asocial

Existen algunos rasgos generales que pueden ayudarnos a identificar una persona asocial, entre ellos podemos ver:

  • Son personas introvertidas, que les cuesta socializar.
  • Les gusta estar solos, estar aislados.
  • Son reservados con sus asuntos personales.
  • Parecen ser personas independientes y autosuficientes, hacen lo posible para no llamar la atención de los demás y así pasar desapercibidos.
  • No hay interés por socializar con todas las personas, solo con algunas personas si tienen este interés.
  • No tienen buenas habilidades de comunicación.
  • Se sienten incómodos en las aglomeraciones, evitan estar rodeados de muchas personas.
  • Se sienten mucho más cómodos en soledad y ambientes tranquilos y silenciosos.

¿Cuál es la diferencia entre asocial y antisocial?

Diferencia entre asocial y antisocial

Ya que conoces la definición entre estas dos afecciones de la personalidad, se pueden marcar algunas diferencias puntuales. Como se pudo ver, el trastorno de la personalidad antisocial es más generalizado, por decirlo de algún modo. Por lo tanto, lo que busca es romper con la norma y la ley sin sentir ningún tipo de culpabilidad por sus actos o preocupación por los demás. Por su lado, otra diferencia de asocial y antisocial es que, aunque el asocial no quiera sostener una relación constante con las personas que hacen parte de la sociedad, siente empatía, carisma y respeto por las mismas. Pues no es de su interés hacerles daño, sino simplemente no relacionarse a profundidad con ellas.

Otra diferencia que podemos hallar es que, uno de los rasgos de la personalidad asocial, solo se busca alejarse de las personas, no sentir la necesidad de entablar relación alguna con las personas que para ellos no sean de su interés. Mientras que la persona con trastorno de la personalidad antisocial busca utilizar, manipular, valerse de lo necesario a través de los otros para poder cumplir sus propios deseos. En relación con lo que para ellos significan las demás personas.

Adicionalmente, es relevante tener en cuenta que otra diferencia de asocial y antisocial, es que la personalidad asocial aún no es considerada como una patología psicológica o trastorno. Pues es una afección o variación de la personalidad que asumen diversas personas por sus particulares formas de pensar el entorno que los rodea. Por lo que se refiere al trastorno de la personalidad antisocial, como su nombre lo indica, se trata de una patología que modifica la personalidad definida de una persona, por sus inhibiciones en el sí mismo y sobre su relación con los otros y el mundo. Generando problemáticas a nivel social, legal, familiar, y generando cierto malestar en la persona que lo padece y en su entorno.

¿Cuándo soy asocial?

Puedes considerarte o considerar que una persona es de personalidad asocial cuando sé perciban ciertas sensaciones constantes de no querer compartir con nadie. Pensamientos frecuentes como “qué pereza la gente” “prefiero mantenerme solo-a en mi cuarto” “no quiero compartir con nadie ni ser dependiente”. Entre otros pensamientos y sentimientos que puedan verse relacionados con la vida social y cotidiana.

Es importante recordar que muchas de las características que aparecen en la personalidad asocial y el trastorno de personalidad antisocial, pueden presentarse en situaciones cotidianas de la vida. Para considerar que sufres o alguien cercano a ti padece de este tipo de modificaciones de la personalidad, deben presentarse de manera constante y durante un lapso de tiempo estable y duradero. Además de una influencia sobre sus estados de ánimo y comportamiento.

¿Cuál es la diferencia entre social y asocial?

Una persona social se caracteriza por tener ciertas habilidades sociales, tener gran facilidad para relacionarse con los demás, socializar, iniciar y continuar conversaciones. Además, se sienten cómodos en diversos contextos sociales, tienen interés por acercarse a las personas en general, entablar relaciones duraderas y profundas. Mientras que las personas asociales, como ya mencionamos anteriormente, no tienen mayor interés por establecer relaciones con otros. Son pocas las personas por las cuales sienten interés y no se sienten cómodos en reuniones o lugares donde hay muchas personas.

Como se aclara anteriormente, la personalidad asocial no ha sido considerada un trastorno o patología clínica, por lo cual se trataría principalmente de un tipo de personalidad o un modo de ser. Igual que cuando nos referimos a una persona social.

Por esto no deberías preocuparte o compararte con otros, pues todos tenemos modos de ser y de relacionarnos diferente. Sin embargo, si te consideras con rasgos de personalidad asocial y crees que te puede estar afectando a ti, tu trabajo y tu entorno. Puedes buscar algunas estrategias para sentirte más cómodo socializando e incluso buscar ayuda profesional para lograrlo.

Ejemplos de conducta asocial

Mateo es una persona que siempre se ha sentido cómodo estando solo, pero desde hace algún tiempo, esto se viene intensificando. Pues ya no siente ganas de ir a compartir en familia, los que eran sus amigos, se alejó de ellos, porque siempre lo invitaban a salir y eso para él era muy aburrido. Cuando iba de visita a su casa, él no salía de su cuarto porque siempre trataba de evitar saludar o cruzar palabra con quien fuera extraño para él. O inclusive hasta con algunos miembros de su familia, lo cual le ha venido trayendo problemas en sus relaciones interpersonales y familiares. Pero él sigue considerando que todo para él está bien y que es mejor seguir estando solo.

Como puedes ver, es un tema amplio y quizá complejo que se puede estar presentando en personas cercanas o hasta en nosotros mismos. Además, si queremos trabajar por mantener nuestra salud mental y tratar de mantener una vida equilibrada, no dudes en buscar ayuda ante la presencia y la constancia de los síntomas que te mencionamos. Por ello, recuerda que en Hakuna Psicólogos tenemos los espacios y los profesionales idóneos para ayudarte a trabajar por tu equilibrio mental.

Artículos relacionados:

Erica M. Montoya Londoño

Psicóloga y Psicoterapeuta, Especialista en Psicología de la Actividad Física y del Deporte, Magíster en terapias de tercera generación. Directora de Hakuna Psicólogos en Medellín.