• Publicación de la entrada:19 agosto, 2020
  • Categoría de la entrada:Psicología
Ataques de pánico síntomas, consejos y tratamiento
Ataques de pánico síntomas

Un ataque de pánico es un que puede ocurrir en cualquier momento, donde una persona experimenta miedo intenso, provocando a su vez síntomas físicos y psicológicos.

Cuando se presentan los ataques de pánico, la persona puede sentir un miedo agudo, hasta tal punto que puede creer que está sufriendo un ataque cardiaco, que no es capaz de respirar por si sola y que no puede controlar ni su cuerpo ni su mente.

Es común que en cualquier momento de nuestra vida podamos vivir un ataque de pánico, normalmente esto ocurre una o dos veces en la vida.

Pero cuando los ataques de pánico se experimentan muy repetitivamente, es muy probable que tengas una afección llamada “trastorno de pánico”.

Este trastorno puede afectar tu vida de una manera significativa, la buena noticia es que puede ser tratado con ayuda profesional psicológica.

Actualmente existen tratamientos muy eficaces para este trastorno.

¿Qué es un ataque de pánico?

El trastorno de pánico es un tipo de trastorno de ansiedad.

Se representa en ataques de miedo intenso, ante situaciones inesperadas de terror pero sin que exista un peligro aparente.

La persona siente que pierde el control de su mente y su cuerpo, ya que se perciben síntomas físicos y psicológicos.

Como ya hemos dicho estos ataques se presentan de forma impredecible, si los ataques de pánico no son tratados con ayuda profesional puede influir considerablemente en la calidad de vida de la persona que los padece.

Así que no dudes en ponerte en manos de un profesional.

5 síntomas de los ataques de pánico

Las personas que padecen el trastorno del pánico pueden sufrir y padecer síntomas como los que se mencionaremos a continuación.

1. Ataques repentinos de miedo.

La persona puede sentir un terror intenso en cualquier momento y sin conocer con calidad la situación que lo desencadeno.

2. Sensación de miedo incontrolable

Se puede experimentar un miedo tan inmenso que la persona puede pensar que no es capaz de tener control sobre ella misma.

3. Síntomas físicos

No saber controlar la respiración, experimenta taquicardia, temblores, escalofríos, sudor excesivo, mareos y náuseas, dolor de estómago, calambres en las extremidades, entre otros.

4. Pensamientos obsesivos

Los ataques de pánico se convierten en un pensamiento obsesivo, donde la persona que padece el trastorno, se obsesiona con pensar todo el día, en cuando volverá a experimentar otro ataque de pánico.

5. No querer volver a los lugares donde ha tenido ataques de pánico

Normalmente la persona no quiere regresar a esos lugares donde experimento el ataque de pánico, ya que este se convierte en un evento traumático.

Lo que significa que si no está recibiendo un tratamiento profesional es mejor que no regreses a ese lugar hasta que verdaderamente estés preparado.

Algunas pautas para el tratamiento de ataques de pánico o trastorno de pánico

Es importante acudir al médico como primera instancia, este deberá examinarte, realizarte diferentes pruebas y exámenes que descarten o confirmen, si tus ataques de pánico son causados por algún problema físico.

Seguidamente el médico te recomendara visitar un psicólogo o un psiquiatra.

Esto dependerá de cada caso, ya que por lo general los casos de trastorno de pánico se tratan con psicoterapia.

La terapia más recomendada para estos casos es la cognitivo-conductual, es una terapia que trabaja desde modificar los pensamientos del individuo.

En esta terapia te enseñaran a modificar tus pensamientos negativos por otro más positivos y conseguirás adquirir herramientas que te permitan actuar cuando se presenten los ataques de pánico.

A medida que el tratamiento avance tu notaras como los ataques de pánico comienzan a disminuir, ya se presentaran con menor frecuencia y menor intensidad.

Es importante que tengas presente, que esta terapia puede resultar lenta, ya que es un proceso que requiere de tiempo.

Así que no abandones tu tratamiento por que no ves resultados inmediatos, asegúrate siempre de seguir todas las recomendaciones de tu médico y tu psicoterapeuta y ya verás cómo poco a poco iras superando este trastorno.

Superar los ataques de pánico
Superar los ataques de pánico

5 consejos para superar los ataques de pánico

1. Reconoce e identifica los síntomas

Es de suma importancia aprender a identificar los síntomas, cuando empiezas a experimentar el ataque de pánico, sentirás diferentes síntomas en tu cuerpo y serán estos los que te indiquen si vas a tener una ataque de pánico.

Un consejo practico es que cada vez que presentes un ataque de pánico, hagas consciente cuales fueron los primeros síntomas que se manifestaron, apúntalos y ve llevando un registro de cómo van evolucionando.

También anota el lugar, las personas que te acompañaban en ese momento o si te encontrabas solo.

Estas anotaciones te pueden ayudar mucho para aprender a identificar cuando vas a sufrir un ataque de pánico.

Además que si asistes a consulta psicológica también serán de mucha ayuda para el terapeuta.

2. Asiste a terapia psicológica

La ayuda profesional te servirá de apoyo para afrontar y superar tus ataques de pánico, ten paciencia en tu proceso, los cambios no los va a evidenciar de la noche a la mañana.

Pero si eres constante asistiendo a tus terapias y siguiendo al pie de la letra las recomendaciones de tu psicólogo, seguramente observaras muchos cambios positivos en tu desarrollo personal.

En este apartado te estamos brindando consejos que te pueden ayudar cuando estés experimentando una crisis de pánico.

Pero recuerda que la ayuda profesional será la que te propicie los elementos necesarios para superar tu trastorno de pánico.

En Hakuna Matata psicólogos, contamos con grandes especialistas que pueden ayudarte con esta situación en particular.

Así que si estas atravesando por este problema y no sabes cómo solucionarla no dudes en llamarnos.

3. Busca un lugar donde te sientas tranquilo

Anteriormente ya mencionamos cuales pueden ser los síntomas físicos que se experimentan cuando comienza un ataque de pánico.

Recordemos que el trastorno de pánico está asociado directamente con la ansiedad, así que cuando empieces a experimentar algún síntoma, trata de buscar un lugar tranquilo, que te genere calma.

Esto no significa que tienes que irte a un lugar silencioso y sin personas, es más bien un lugar que para ti sea agradable.

Si estas con otras personas no te avergüences, habla de lo que te sucede esto también puede ayudarte a tranquilizarte.

Además es un trastorno que puede padecer cualquier persona, asimismo no sientas pena por mostrarte vulnerable.

4. No ignores tus ataques de pánico

En muchas ocasiones no nos gusta reconocer que tenemos un problema y mucho menos aceptarlo delante de otras personas, pero esto puede ser peor, ya que te generara más ansiedad.

Reconoce que tienes un problema y busca ayuda y ayúdate ti mismo, no lo ignores que será peor.

Si debes interrumpir las tareas que estas realizando en el momento, hazlo porque es necesario.

Una de las características más importantes para lograr controlar un ataque de pánico es sentirse seguro, en el lugar donde te encuentres o con las personas que te acompañan en ese momento.

No te preocupes de lo que puedan pensar de ti, como ya dijimos es una condición que puede experimentar cualquier persona en algún momento de su vida.

5. Practica ejercicios de respiración

Los ataques de pánico harán que reacciones de forma errática y excesiva ante cualquier estimulo, de aquí la importancia de aprender técnicas de respiración controlada.

Cuando tú logras aprender a respirar de una forma adecuada, tendrás un mayor control de tu cuerpo y tu mente, podrás controlar tus pensamientos negativos que son los que te producen mayor ansiedad.

Si respiras adecuadamente lograras cambiarlos por otros positivos, ayudándote a bajar los niveles de ansiedad.

Seguramente estas técnicas de respiración las implemente tu terapeuta en las sesiones de psicoterapia y serán de mucha ayuda cuando experimentes una crisis.