Pautas de crianza, 8 recomendaciones para un buen desarrollo afectivo
Pautas de crianza

¿Qué son las pautas de crianza?

Para definir el concepto de pautas de crianza vamos a observar el significado de ambas palabras.

Crianza: Es el acto de criar, es cuidar, alimentar, educar y desarrollar habilidades personales en un ser vivo.

Normalmente esta palabra se atribuye a los padres o tutores de un niño, que son los encargados de criarlos.

Pauta: Según el diccionario pauta significa “Norma o modelo, que sirve de guía para hacer algo. “Pautas de conducta”

Ya conociendo el significado de estas dos palabras podríamos decir.

Que las pautas de crianza son los procesos que permiten establecer un sano acompañamiento en el desarrollo humano de los niños.

No existe como tal un manual para seguir estas pautas de crianza.

Cada familia funciona de forma diferente y por lo tanto, establecen sus propias pautas de crianza o modelos a seguir.

¿Cuál es la importancia de las pautas de crianza?

Ser padres es una labor que en verdad no es fácil, cuando tenemos un hijo muchas veces no tenemos con claridad cómo formarlo en su educación.

Ya que el único precedente que tenemos es la propia crianza que nos brindaron nuestros padres.

Tiempos atrás, se creía que la única forma de criar hijos bien educados y obedientes, era por medio de los golpes y gritos.

Práctica que en verdad, tal vez podía funcionar en muchos niños, lo que generaba una educación basada en el miedo y temor a sus padres.

Actualmente y afortunadamente este pensamiento ha ido evolucionando.

Cada vez son más los padres que se convencen que con amor, diálogo y comprensión los niños se crían más felices y con respeto hacia sus padres.

Con una correcta implementación de las pautas de crianza.

Amar a nuestros hijos siempre estará bien, el problema en realidad de la crianza con amor, es que muchos padres no saben aplicarla en verdad.

Porque mal interpretan su significado y la confunden con la permisividad.

Situación que está generando que muchos niños se vuelvan pataletosos, irrespetuosos, irresponsables y presenten berrinches constantemente.

Pautas de crianza, normas, deberes y responsabilidades
Pautas de crianza, normas, deberes y responsabilidades

Normas, deberes y responsabilidades, aliados en las pautas de crianza

Es muy importante que los niños desde pequeños entiendan que es necesario tener normas, deberes y responsabilidades.

Que aprendan a identificar que todos los actos positivos o negativos acarrean consigo una consecuencia, ya sea buena o mala.

Es muy significativo que sepas comunicarte de una forma clara y directa con tu hijo, que él sepa que las normas las pones tú.  

Esto no significa que debas imponer siempre tu voluntad y lo que a ti te parezca.

Es importante tener a los niños en cuenta a la hora de asignar las normas, los deberes o las responsabilidades.

Pero siempre dejando el precedente que la autoridad eres tú.

Cuando los niños identifican a sus padres o cuidadores como sus figuras de autoridad.

Se marca una diferencia grande en su desarrollo personal y son los niños los que logran tener un control en sus emociones de una forma sana.

Además que logran introyectar de manera más fácil sus deberes y responsabilidades.

Las pautas de crianza implican, que tú como padre seas constante y participes de todo lo que rodea a tu hijo.

Lo que quiere decir, que en los momentos que estés con él, debes corregirlo cuando se presente algún acto inadecuado.

Mostrándole cuales son las consecuencias y comunicándote con él para que no se vuelva a repetir.

Recuerda que ningún padre es perfecto, pero si debemos hacer nuestro mayor esfuerzo por aprender día tras día como formar niños educados, responsables y con mucho amor.

8 recomendaciones para las pautas de crianza

A continuación te brindaremos varias recomendaciones para la crianza positiva de los niños.

1. Fortalece la autoestima de tu hijo

La autoestima es el mejor aliado para educar niños seguros.

Como padres muchas veces queremos hacer todo por nuestros hijos, para evitarles el esfuerzo o porque creemos que no son capaces.

Pero como dicen por ahí, nadie nace aprendido, así que deja que tu hijo lo intente, si se equivoca, anímalo a que lo vuelva a intentar.

Resáltale todas sus cualidades, tanto físicas como emocionales.

Evita decirle, “tú no puedes”, “eso es muy difícil”, “tu no lo sabes hacer”.

Cambia las frases negativas por positivas “todo lo que te propongas lo puedes lograr” “esfuérzate e inténtalo la veces que sea necesario”, “tú eres capaz”.

La mente es poderosa y muchas de las situaciones de nuestras vidas dependerá siempre de la actitud con que las afrontemos.

2. Comunícate con él, para que entienda que piensas tú

Una buena relación interpersonal siempre se basa en la comunicación y el respeto.

Muchos padres piensan que porque sus niños son pequeños, no existe el deber de informarles muchas de las cosas que los involucran a ellos.

Por ejemplo: hoy vamos de visita para donde una amiga y simplemente bañamos, vestimos y subimos al niño al carro y nos vamos. Cuando llegamos donde nuestra amiga el niño se torna un poco inquieto, inseguro, irritable.

Esto se debe a que él nunca supo para donde iba, por un momento pongámonos en el lugar del niño.

Pensemos que nos hacen lo mismo a nosotros ¿Cómo nos sentiríamos?

Seguramente, irritados, inseguros y con incertidumbre.

Ahora bien, si por el contrario nos tomamos el tiempo de explicarle a nuestro hijo, que vamos para donde la amiga.

Que por tal motivo se debe duchar, vestirse bonito, que debe comportarse bien, que todos en aquella casa quieren saludarlo.

Entre otras cosas que se le pueden explicar, cómo llegaría el niño a esta visita.

Seguramente más tranquilo y su comportamiento sea mucho mejor.

Este es solo un ejemplo de una de las pautas de crianza.

Pero es una práctica en la comunicación que debemos realizar con nuestros pequeños en el día a día, esto fomenta su seguridad y su manejo en la emociones.

3. Reconoce sus buenas acciones

¿Alguna vez te has puesto a reflexionar sobre cuantas veces al día puedes llamarle la atención a tu hijo por algo que hizo mal?

Los seres humanos solemos tener reacciones críticas, es decir, resaltamos más lo negativo que lo positivo y lo mismo hacemos con nuestros hijos.

Es una situación que como padres debemos modificar, así como resaltamos lo negativo también debemos hacerlo con lo positivo. C

Cuando el niño haga algo bueno prémialo con frases de elogio, con abrazos, besos.

Que de alguna manera él entienda que ese es el camino acertado para su adecuado desarrollo personal.

4. Se coherente con las normas que se establecen con el niño

Las normas y los límites son uno de los pilares fundamentales en las pautas de crianza.

De alguna manera es ayudar a que el niño identifique cuales comportamientos son adecuado y cuáles no.

Por esta razón, es importante que cuando se construyen las normas con el niño, estas pautas de crianza sean claras.

Que no digas una cosa hoy y otra mañana, esto solo traerá confusión para el niño.

Poner normas ayuda al control emocional y al desarrollo personal del niño, pero la coherencia con las mismas también es muy importante.

Por ejemplo: el niño tiene como norma acostarse todos los días a las 8:00 pm, pero como hoy yo me quiero acostar más temprano, obligo al niño a que él lo haga también.

Recuerda que son normas establecidas en familia, lo más conveniente es explicarle la situación al niño y decidir en conjunto con él.

Pero en ningún momento se trata de cambiarle las normas cada que los padres quieran y sin explicación alguna.

5. Demuéstrale tu amor

Como padres tenemos la responsabilidad de educar a nuestros niños, en ocasiones se debe ser firme.

Pero esto no significa que no lo podamos hacer con amor, a los niños les encanta que les hablen amorosamente.

Que los comprendan, que los tengan en cuenta, que los escuchen, así es que se demuestra el amor.

6. Trátalo con respeto

A ninguna persona nos gusta que nos traten mal, pues a los niños tampoco le gusta que los griten o los golpeen.

Esto solo hará que el niño sienta miedo y no respeto, el segundo se gana con amor, ejemplo, comprensión y tolerancia.

Ten en cuenta que los niños están aprendiendo y que nosotros los padres siempre seremos su mayor ejemplo. Así que trátalo como te gusta que te traten a ti, es una de las pautas de crianza que debes poner en práctica.

7. Dile que lo amas

Como padres damos por hecho que nuestros hijos saben que los amamos.

Pero como todos los seres humanos, muchas veces necesitan que se lo reafirmen con las palabras, los abrazos y las acciones.

Es importante mencionarles frases como, “soy muy feliz de que seas mi hijo”, “te amo demasiado”, “gracias por existir”, “Nos sentimos muy orgullosos de ti”.

Entre otras muchas frases de amor que le puedes expresar.

El amor dará seguridad al niño, reforzara su autoestima y lo hará sentir que es un miembro importante en la familia.

Así que compartan momentos, disfruten de su compañía, jueguen y gocen de cada momento juntos.

8. No tengas miedo a decirle que no

Hemos mencionado varias veces que el niño lo debemos tener en cuenta en muchas situaciones.

Pero eso no quiere decir, que él sea que el maneja la situación en casa, como padres somos nosotros los que tenemos la autoridad.

Cuando decimos que NO a cualquier petición de nuestros hijos, nos sentimos mal, culpables y en ocasiones hasta malos padres.

Pero precisamente de eso se trata la educación con los niños, que ellos entiendan que no siempre van a tener un SI para todo lo que demanden.

El “NO”, debe servirnos para orientarlos en las acciones que no deben realizar.

Explicarles por qué algo no está bien y pode explicarles por qué no se debe actuar de esa manera.

El decir siempre “SI” no te hará mejor padre.

Recuerda que en Hakuna Matata contamos con excelentes psicólogos que pueden guiarte en la implementación de las pautas de crianza con tus hijos.

Ser padres no es fácil y en ocasiones necesitamos de ayuda profesional, así que no dudes en ponerte en contacto con nosotros.