Amigos imaginarios
Amigos imaginarios

La imaginación es uno de esos aspectos que acompañan nuestra cotidianidad y le dan vida y color a la existencia. Por ello de niños tuvimos amigos imaginarios con el que hablábamos, jugábamos y hasta llorábamos. Además, ese aliado invisible o ese personaje ficticio que creamos en nuestra mente tuvo un papel determinante en la vida y te lo vamos a exponer en este artículo.

Para Hakuna Psicólogos es muy importante darte claridad frente al tema y hablarte sobre que son los amigos imaginarios en niños. Ya que ellos encarnan un punto determinante en nuestra infancia. De hecho, algunas personas en su edad adulta aún tienen un amigo imaginario ¿será bueno?, vamos a ver…

¿Por qué los niños tienen amigos imaginarios?

Los amigos imaginarios son parte de la infancia de muchos niños y ello es innegable, aunque no todos tienen ese alguien invisible. Acorde a estudios realizados por la Universidad de Washington y la de Oregon, dirigido por las investigadoras Marjorie Taylor y Stephanie Carlson en materia de psicología, dos de cada tres niños tienen uno.

Para empezar, los amigos imaginarios surgen de manera espontánea en la vida de los pequeños y su aparición puede darse por diversas razones. Una de ellas es el fruto de la creatividad y capacidad de imaginación que haya en el infante, a este aspecto también se le llama sensibilidad; por lo que no es un problema sino un punto importante y normal dentro del proceso de desarrollo de la persona.

Otra de las razones por las que un niño crea un amigo imaginario, se debe a situaciones inesperadas y de cambio en la vida del niño; como el nacimiento de un hermanito, el divorcio de sus padres o circunstancias de conflicto en casa. Estos acontecimientos traen consigo ambientes de soledad en el niño, abriendo ese espacio en donde se hace necesario originar alguien con quien hablar, jugar, ser.

Es importante resaltar que los niños pueden sentirse solos en situaciones como estas, porque son pequeños y no logran entender la situación de la misma manera que sus padres u otros adultos. Por tal razón es relevante que como padres creemos un ambiente seguro para el niño, donde exista el diálogo, la comprensión, el amor y sobre todo saber ser asertivos a la hora de explicarle la situación al niño y como lo guiamos en la misma.

Sin embargo, en muchas ocasiones como padres no sabemos realizar un acompañamiento adecuado en dichos momentos, por lo que lo recomendado es buscar la ayuda de un profesional en psicología, en Hakuna Psicólogos para niños, podemos ayudarte, así que no dudes en contactarnos si tu niño o niña lo necesita.

Si crees que tu niño/a inventó ese aliado por esa situación de cambio acompáñalo y escúchalo ¡te lo agradecerá!

Los amigos imaginarios también pueden ser un peluche o una figura de acción con la que el niño se identifique y pretenda generar algún tipo de conexión. Es en efecto una amistad, pero con un ser inanimado. 

El valor de la amistad para niños

El valor de la amistad para niños

Actividades para nuestros niños con sus amigos, cuentos sobre el valor de la amistad, frases sobre la verdadera amistad y un práctico taller

Un amigo imaginario posee unas características fundamentales tales como.

  • Una personalidad definida.
  • Unos gustos y preferencias específicas.
  • Tiene un modo de hablar y de expresarse.
  • Tiene una comunicación muy estrecha y directa con el niño.

Estas características son, usualmente, un reflejo de lo que es el niño. De alguna manera es un espejo de su personalidad, este espejo le ayuda a adquirir ciertos rasgos en su temperamento, convirtiéndose en parte de su desarrollo evolutivo, ahora tienes un poco más claro por qué los amigos imaginarios.

¿Te debes preocupar por los amigos imaginarios de tu hijo?

Es normal que los niños tengan amigos imaginarios

Lo primero que hemos de recomendarte es que no te preocupes por los amigos imaginarios que tenga tu hijo. Recuerda que ellos hacen parte de su imaginación y su creatividad, además de convertirse en una compañía necesaria para proyectar lo que desea el niño. 

Los amigos imaginarios en niños suelen aparecerse desde los 2 o 3 años. Esta es una edad en la que los pequeños comienzan a desarrollar muchas habilidades sociales cognitivas y entre ellas la capacidad de crear.

Sin embargo, es importante que hagas un seguimiento a tu hijo, sin limitar su imaginación y sin instaurar en ellos barreras que les impida generar o ser. Una recomendación a la hora de tratar este tipo de temas es que debes hablar el mismo idioma con tu hijo. Generar lazos de confianza para que así tú puedas conocer las características de su amigo imaginario.

Tipos de amigos imaginarios

Tipos de amigos imaginarios

Ahora vamos a conocer algunos tipos de amigos imaginarios y de esa manera podrás identificar el amigo invisible con el que se divierte. Además, vas a conocer un poco más sobre ese mundo que los niños han creado en su cabeza… Quizás tú también en algún momento hayas tenido un personaje de estos, veamos un poco.

1. El amigo imaginario como un niño invisible

Usualmente, este tipo de amigo imaginario es un niño de la misma edad de quien lo crea. Este tipo de niños suelen asustar a los padres porque originan una atmosfera sobrenatural. Por lo que es importante no sobresaltarse ni suscitar fantasmas en torno a ese amigo invisible.

2. El amigo imaginario recreado en un muñeco o juguete

Este tipo de amigos invisibles son muy usuales en los niños, ya que los niños recrean esa figura de acción o ese peluche en un amigo dándole vida. Respecto a este tipo de amigo imaginario el niño le atribuye una personalidad, un tipo de pensamiento y un comportamiento que lo caracteriza y le agrada.

3. El amigo imaginario como un personaje de fantasía

Los superhéroes o los personajes de fantasía -cuentos, fábulas, comics, etc- se transfiguran en la mente del niño y se hacen una realidad que solo ellos ven. Además, es posible que quisiéramos ser superhéroes de pequeños o nuestra imaginación le daba vida a esos personajes con los cuales nos sentíamos identificados plenamente. Por ello, los personajes de fantasía los niños los recrean en su mente por admiración.

Como puedes ver, los amigos imaginarios tienen unas características de acuerdo a la creatividad y la mente del niño que los recrea. Esto no es malo, pero es importante hacer un seguimiento a nuestros hijos respecto a este tipo de amigos. Algunas veces estos amigos influyen de manera negativa en el niño y esa situación debe ser controlada oportunamente.

Cuando se convierte en problema los amigos imaginarios en niños

Una vez identificamos los tipos de amigos imaginarios que tiene tu hijo/a vamos a analizar un poco la manera como el niño interactúa con este personaje. La primera gran recomendación que te vamos a dar es que nunca niegues, prohíbas o desconozcas ese amigo imaginario; porque lo que necesitas es conocerlo para saber de qué manera actuar.

Ahora bien, es necesario que analices la manera como actúa tu hijo y la influencia de este personaje en sus actos. Muchas veces los niños se escudan en este tipo de personajes para hacer travesuras o para justificar algún daño que se haya dado en la casa. Es necesario entonces intervenir, pero de la manera apropiada.

Cuando el amigo imaginario se convierte en el causante de todos los daños en casa; o cuando ese amigo imaginario malo aparentemente le dice qué hacer a tu hijo o, incluso, denotas que tu hijo actúa de manera irreverente y sin respeto; es necesario que tomes medidas en ese actuar de tu hijo, así como la influencia de este personaje en el niño.

5 consejos para ayudar a tu hijo con un amigo imaginario indeseable

Consejos para ayudar a tu hijo con un amigo imaginario indeseable

Ya sabes que debes ser muy prudente a la hora de tratar una situación como estas. Lo primero que debes hacer es controlar las emociones que tengas en torno a ese personaje que está obrando de manera negativa en tu hijo.

En esta ocasión en Hakuna Psicólogos vamos a darte 5 consejos para que actúes con total normalidad y sin causar ningún tipo de reacción negativa en tu hijo, pon mucha atención:

1. Sobresaltarte o enojarte no es bueno

El enojo y la exaltación nunca serán buenos acompañantes para el proceso de crianza. Lo primero que debes hacer es indagar y propiciar un espacio de diálogo con tu hijo para que de esa manera sepas cuál es la causa y por qué ese amigo imaginario actúa como actúa.

 2. Analiza la personalidad de ese amigo imaginario

Mira los rasgos en la personalidad de ese o esos amigos imaginarios en el niño. Observa la relación de esta personalidad con la del niño y ten en cuenta los rasgos negativos que está generando en torno a la interacción del niño con su realidad.

3. Deja que imagine, pero aterrízalo en la realidad

Si bien debemos ser flexibles y muy cuidadosos con el manejo de este tema. También es importante poner un límite y para ello debes hablar desde la realidad propiciando la identificación entre lo fantástico y lo real.

Por ejemplo, si tu niño/a dice: ¡mi amigo imaginario me dijo que podía volar!, tú respondes: no amor, ojalá pudiéramos volar, quizás en el mundo de tu amigo él pueda hacerlo, pero en este mundo podemos soñar que es algo más divertido ¿quieres soñar conmigo? 

Mira que la respuesta no limitó su imaginación, pero le clarificó lo que se puede hacer en esta realidad.

4. Léele libros y llévalo a lugares a campo abierto

El mejor método para evitar que tu hijo se retraiga con su amigo imaginario es sacarlo de casa para que tenga contacto con otras realidades. El acompañamiento con un buen libro también le ayudará para que su imaginación se eleve de otra manera. 

En la medida en que abrimos otros espacios de esparcimiento al niño; garantizamos que se adhiera de manera natural a una verdadera realidad y vaya avanzando en su proceso de desarrollo evolutivo, también de manera natural.

5. Ten siempre tu oído, tu corazón y tus palabras a su disposición

Los padres muchas veces pecamos porque creemos tener la verdad sobre todas las razones del mundo, y ello es mentira. Lo mejor que podemos hacer siempre con nuestros hijos es estar prestos para escucharlos y garantizar a ellos soluciones que les permita crecer como persona. 

Cuando te hablamos de escuchar al niño:

  • Un oído, nos referimos a que debes escuchar primero lo que tu niño quiere expresar a través de los amigos imaginarios.
  • Un corazón, hacemos referencia a tu intuición y el amor que debes proyectar, recuerda que eso generará confianza en la relación con tu hijo.
  • Tus palabras, como ese canal de comunicación que traerá consigo la solución a esa problemática del amigo imaginario, o cualquier problemática. Recuerda que el diálogo y la palabra son el mejor método.

Bueno, esperamos que estos 5 consejos te sirvan de mucho a la hora de darle una solución a esa situación de conflicto que se está presentando con tu hijo. En todo caso lleva con calma estas situaciones, ya que son pasajeras y hacen parte del proceso de crecimiento en la persona.

Como padre qué hacer con el amigo imaginario del niño

Luego de tener en cuenta los 5 consejos que te dimos es importante que vayas abriendo otros espacios de esparcimiento para tu hijo. Muchas veces el amigo imaginario llega cuando la soledad es la única compañía del niño. Nunca olvides que el contacto con nuestros hijos es fundamental en su proceso de crianza; por lo que estar haciéndoles un acompañamiento constante ayudará mucho.

Lo primero que debes hacer es acercarte a tu pequeño y su mundo emocional. Sin un acercamiento real nunca sabrás cuáles son las necesidades de tu hijo y qué es lo que piensa. Cuando nos acercamos a nuestros pequeños estamos sacándolos de ese plano fantástico e ideal que ha construido el niño a pasarlo a un plano real; en donde el niño comprenderá que hay otras realidades y un mundo por conocer.

Los amigos imaginarios en adultos

Los amigos imaginarios en adultos

Si bien la edad en la que nacen y se hacen los amigos imaginarios oscila entre los 3 y los 7 años; hay personas que prolongan esta compañía por más tiempo de lo normal. Los amigos imaginarios nacen como una manera de ver el mundo y en algunos casos esa visión de mundo nace por una situación traumática que propició ese espacio de soledad.

Si eres de las personas que aún tiene un amigo imaginario y llevas una vida normal con amigos, relaciones y compromisos reales puedes tenerlo. Aunque no está de más que recibieras un acompañamiento psicológico que te permita hallar las causas por las que no abandonas ese amigo imaginario.

Si sientes que esa voz interior sigue hablándote con fuerza y crees que ya es hora de llevar una vida normal con gente real, no dudes en contactarnos. En Hakuna Psicólogos tenemos nuestro corazón y nuestros oídos dispuestos a escucharte y orientarte.

La realidad detrás de los amigos imaginarios siempre apuntará hacia alguien que queremos que nos escuche o acompañe. Lo reiteramos: no es malo tener amigos invisibles, lo malo es quedarnos solos habitando un mundo imaginario; un mundo sin verdaderas relaciones y con muchos interrogantes por doquier.

Artículos relacionados:

Última actualización el 2022-05-26 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Erica M. Montoya Londoño

Psicóloga y Psicoterapeuta, Especialista en Psicología de la Actividad Física y del Deporte, Magíster en terapias de tercera generación. Directora de Hakuna Psicólogos en Medellín.