Qué es una familia disfuncional, características y claves para mejorar
Familia disfuncional

La familia es la base fundamental del desarrollo mental, emocional y físico de cualquier persona; es donde aprendemos, amor y respeto, son quienes nos ayudan a desarrollar la inteligencia emocional; aquí radica la importancia de crecer en una familia funcional y no en una familia disfuncional, te daremos unas recomendaciones para construir una familia feliz.

El lazo y los vínculos emocionales más fuertes se crean con la familia, sin importar el contexto cultural, económico, la raza, la religión… los lazos familiares nos hacen sentir amados, protegidos y apoyados.

Todo lo que aquí se menciona puede ser cierto, siempre y cuando hablemos de una familia funcional, pero ¿qué pasa cuando una familia es disfuncional?, sucederá todo lo contrario.

¿Qué es una familia disfuncional?

Normalmente una familia disfuncional es aquella que carece de vínculos afectivos, no logran cubrir las necesidades físicas, psicológicas y económicas; esto a su vez generara un desgaste físico y emocional en todos los integrantes de la familia.

Por lo tanto debería ser tratado por un profesional de la salud mental, o de lo contrario podría durar toda la vida y la conducta se transmitirá de generación en generación, toma nota a las recomendaciones que te daremos en este artículo.

9 características de una familia disfuncional

9 características de una familia disfuncional

Una familia equilibrada y organizada favorece la realización y el desarrollo personal de sus miembros. Pero ¿Cómo identificar una familia disfuncional?.

En este apartado te contaremos cuáles son las características de una familia que no está bien estructurada y termina siendo disfuncional.

1. Falta de comunicación familiar

Una familia disfuncional no tiene una buena comunicación asertiva, una de nuestras recomendaciones. Prefieren evadir los problemas, sin buscar ningún tipo de solución o simplemente acuden a la agresión verbal para expresar lo que sienten.

En el caso de los niños no logran comunicarse, por temor a la reacción que puedan tener los adultos acerca de lo que manifiestan.

2. Ausencia de límites y normas

No existe una organización familiar, por tanto se carece de límites y normas en los integrantes de la familia, haciendo que la convivencia sea complicada.

3. Peleas entre los padres

En la familia disfuncional los conflictos y peleas, siempre están presentes, los padres no logran tener una buena cohesión de pareja; sus problemas los resuelven con gritos, agresiones verbales y en muchos casos, agresiones físicas.

4. Padres deficientes, una característica de una familia disfuncional

Son padres tóxicos, que por alguna razón, sea que tengan un problema de adicción o sufran algún tipo de enfermedad mental, entre otras, no logran hacerse cargo de su hogar y los niños deben desempeñar roles de personas adultas, lo que la convierte en una familia disfuncional.

5. Padre o madre ausente emocionalmente

Hablamos de un padre o una madre que no ejercen ninguna función con sus hijos; simplemente confían todo el cuidado de los niños en su pareja. La única presencia es física, no se involucran en absoluto en la crianza y desarrollo de su hijo; generando en ellos y la pareja, grandes vacíos y heridas emocionales.

6. Violencia intrafamiliar

En la familia disfuncional habitualmente se presenta la violencia intrafamiliar; es decir, se evidencian actos de maltrato psicológico y físico a cualquier integrante de la familia.

7. Los problemas de adicciones, te pueden convertir en una familia disfuncional

Son familias en las que alguno de sus miembros sufre algún tipo de adicción. En consecuencia suele existir el caos en la convivencia, ya que muchos de los problemas que se presentan, giran en torno a la adicción del familiar que la sufre.

8. Los abusos en una familia disfuncional

Pueden ser abusos físicos, psicológicos y sexuales. Las personas que son abusadas suelen vivir con miedo y angustia, se sienten menospreciadas y el entorno familiar suele ser muy tóxico; causando graves heridas emocionales y físicas en las personas que han sido abusadas.

9. Involucrar a los hijos en los conflictos

La familia disfuncional suele involucrar a sus hijos en los problemas; como resultado los hacen parte de ellos, en muchos casos este tipo de padres hasta obligan a sus hijos a tomar partido por uno de los dos padres.

12 recomendaciones para una familia disfuncional

12 recomendaciones para una familia disfuncional

Todos desearíamos tener una familia feliz, sin embargo, muchas veces no resulta tan sencillo; la familia está compuesta por diferentes personas y por ende esto implica que existan diferentes personalidades, lo que hace mayor el reto de convivir en armonía.

En este artículo te daremos 12 recomendaciones para una familia disfuncional, para que logres construir una familia feliz, puedan vivir en una sana armonía y salgan de la dinámica de familia disfuncional.

1. Manifestar los sentimientos y las emociones

Una de las principales causas por las que ocurren los conflictos en la familia, es porque no logran expresar de una forma adecuada, la ira, la tristeza, los celos, entre otras emociones.

Cuando no logramos expresar todo aquello que pensamos y sentimos, los sentimientos y las emociones se vuelven intensas; cuando estas se desbordan, son mucho más difíciles de controlar.

Por esta razón es significativo que si sientes que tu familia es disfuncional, aprendan a aceptar los sentimientos del otro, ser empáticos, escucharse entre todos, brindar apoyo y respetar lo que el otro pueda estar sintiendo.

2. Controlar las discusiones

Los adultos, jóvenes o niños, se pueden alterar fácilmente, de hecho le puede ocurrir a cualquiera, un mal día lo podemos tener todos. Entonces el punto radica, en que tu mal carácter o el de alguno de tus familiares, no debe arruinar el día y el humor del otro. Se trata de ayudar a la persona que está pasando por un mal momento y no generar un problema más grande.

Las discusiones también se dan cuando dos o más miembros de la familia no están de acuerdo en alguna decisión. En otras palabras, traten de buscar el equilibrio, donde todos queden satisfechos y donde no sientan que la balanza se equilibra más de un lado que del otro.

Es importante saber, que siempre habrá diferencias, es casi imposible no discutir con nadie en la vida. Lo relevante aquí será, el respeto y los buenos tratos a la hora de diferir de alguna situación.

3. Regala momentos especiales

La familia además de cubrir necesidades básicas, como el alimento, la vivienda y la ropa, también necesita dar y llenarse de buenos momentos. Así que celebren los cumpleaños, regalen cartas de amor a sus familiares, hagan piropos, planeen vacaciones, jueguen.

Todos estos serán recuerdos que quedaran plasmados en la memoria para el resto de la vida; pero de cada familia depende dejar unos recuerdos positivos o negativos.

4. Repartir las tareas del hogar

En muchas familias el tema de repartir las tareas puede traer conflictos, es decir, algunos de sus miembros realizará más tareas que los otros.

Como familia designen tareas que queden equilibradas, según la edad, las ocupaciones y los gustos de cada uno. Por ejemplo: “tú lavas los platos y yo preparo la comida”, esto hará que se disminuyan los conflictos y que cada quien aporte su granito de arena.

5. Construye un matrimonio feliz

Como padres debemos tener claro que seremos el ejemplo de nuestros hijos. Entonces lo que hagamos bien o mal, quedara en la memoria de ellos para el resto de sus vidas.

Por eso es importante formar una relación sana, que se base en el amor y el respeto.

6. Decirle adiós a la rutina

Otro de los factores que pueden afectar la sana convivencia, es la monotonía, por eso te invitamos a que te salgas de ella. Por tanto, traten en familia de realizar actividades nuevas, visitar diferentes lugares, planear caminatas, hacer nuevas manualidades y muchas más actividades. Sobre todo esto ayudará a mantener fresca y renovada a la familia.

7. Buenos valores, el camino para no ser una familia disfuncional

Los valores son las cualidades que caracterizan a cada persona. En consecuencia tu deber es infundir valores positivos, como el respeto y la tolerancia a través de unas correctas pautas de crianza.

Como resultado ayudarán a la familia a vivir en paz, armonía y unión, un factor clave para no ser una familia disfuncional, presta mucha atención a todas las recomendaciones, los buenos valores son la base fundamental de una familia feliz.

8. Respetar el pensamiento del otro

Somos seres individuales y por tal razón cada uno tiene su forma y manera de pensar. Sin embargo, en la familia debemos ser respetuosos con las ideas del otro, me gusten más o menos; es decir, puedo opinar y dar mi punto de vista, pero no intentar imponer mis ideas.

9. Compartir tiempo en familia

En la actualidad es muy común que por las múltiples obligaciones las familias no pasen tanto tiempo juntas. Es relevante que organicen sus tiempos y por lo menos cenen juntos o que organicen un tiempo del día para compartir en familia.

10. Normas y límites claros, necesarios en una familia disfuncional

Como toda empresa u organización, la familia también debe tener sus propias normas y limites. Como resultado, el distinguir los roles de cada uno y estipular unas normas en casa, aportaran orden y tranquilidad.

Si no existen normas y límites en casa, estarán en camino a ser una familia disfuncional.

11. Buena comunicación asertiva

No hay nada como un buen diálogo positivo y sincero, para solucionar los problemas. Por lo tanto, las familias que se saben comunicar, son más felices y viven mejor.

12. Orden financiero

Saber manejar nuestras finanzas nos permitirá vivir sin estrés. Así que organiza tus cuentas y fíjate que no gastes más de lo que ganas, ahorrar para los propósitos y el futuro también es significativo.

“Toda persona que haya crecido en una familia disfuncional se pregunta en algún momento por qué sus padres no se separaron y por qué aguantaron todo lo que aguantaron”.

Silvia Congost

Si tú observas que muchas de estas recomendaciones que te mencionamos en el apartado anterior, no las cumple tu familia y sientes que no son felices o crees que son una familia disfuncional; no dudes en buscar ayuda profesional.

En Hakuna Matata -Psicólogos Medellín, contamos con excelentes especialistas en terapia de familia; ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a encontrar esa paz y armonía que se ha perdido durante todo este tiempo.

Artículos relacionados:

Erica M. Montoya Londoño

Psicóloga y Psicoterapeuta, Especialista en Psicología de la Actividad Física y del Deporte, aspirante a Magíster en terapias de 3 generación. Directora de Hakuna Matata Psicólogos