Cuando tu pareja te pide una relación abierta
Relación abierta

¿Te has planteado o te han propuesto una relación abierta? Una relación de pareja, es cuando dos personas del mismo sexo o de sexos diferentes forman un vínculo sentimental entre ambos.

La relación se construye de un modo romántico que une a las dos personas y se forman los tipos de relaciones más comunes, que son el noviazgo o el matrimonio y se asumen compromisos por ambas partes.

Actualmente existen formas diversas de conformar una pareja sentimental.

Antiguamente este vínculo solo era bien visto cuando lo conformaban una mujer y un hombre.

En nuestros tiempos este modelo de pareja sigue siendo el más común, pero también han surgido muchos patrones más para esta unión.

Es importante resaltar que así como hay diversidad en la conformación de parejas, estas a su vez también se pueden clasificar en diferentes tipos y a partir de este pensamiento te puedes plantear una relación abierta.

En la postmodernidad, los seres humanos solo buscamos algo tan sencillo como ser amados, tener compañía o un estupendo compañero sexual.

Todo esto se debe tal vez, a todos los cambios culturales que ha vivido la humanidad en las últimas décadas, muchas personas están de acuerdo, sobre todo los jóvenes y tal vez los más adultos lo vean como algo descabellado.

Creo que simplemente se trata de respetar las decisiones del otro, estemos o no de acuerdo con sus decisiones, los seres humanos somos libres y tenemos los mismos derechos, que todos debemos respetar.

Que tipos de relaciones de pareja existen

Existen diversos tipos de relaciones de pareja, pareciera que con el tiempo se vuelven más diversas, se crean más patrones y se observa una manera diferente de vivir el amor.

En este artículo te mencionaremos algunos de los tipos de pareja que normalmente son más conocidos culturalmente.

1.     Pareja con relación estable

Es una relación donde sus integrantes se comprometen, se visualizan como pareja para el resto de sus vidas y comparten sus proyectos sus propósitos y se ponen metas en común. Este tipo de lazo es totalmente contraria a una relación abierta.

2.     Parejas sociales

Son dos personas que se aman y se respetan, existe compromiso y se visualizan estar juntos hasta el fin de sus días, por lo regular son relaciones que ya son duraderas en el tiempo.

Lo que resalta en esta tipo de pareja, es que ya no existe la pasión, por lo que no propician momentos de intimidad, sino más bien momentos para compartir con otras personas.

Siempre prefieren estar en sociedad ya sea con amigos o familia, pero casi nunca buscan encuentros a solas, ya que la pasión no existe en ellos.

3.     Parejas fugaces

Son relaciones románticas, pasionales, donde el enamoramiento se manifiesta al instante, se evidencia el compromiso, pero por poco tiempo, es decir, así como se enamoran también se desenamoran.

Se podría decir que es la típica pareja que presenta un amor de verano o pasajero.

4.     Parejas mixtas

Son aquellas parejas que se caracterizan por que unos de sus integrantes practica la monogamia, sin embrago, el otro miembro mantiene varias relaciones al mismo tiempo.

Cabe resaltar que este tipo de parejas se da por consenso y no por que alguno de los dos se imponga sobre el otro.

5.     Parejas swingers

Es un tipo de relación que se creó en la postmodernidad. Para ambos miembros es aceptable que su pareja mantenga relaciones sexuales con otras personas, siempre y cuando no se involucren de manera sentimental, sino más bien desde el sexo y lo pasional.

Actualmente en muchos países existen sitios donde las parejas asisten para practicar esta nueva modalidad de relaciones, suelen ser lugares clandestinos.

6.     Relación abierta

Este tipo de relaciones abiertas se caracterizan, porque ambos integrantes de la relación no consideran que la infidelidad sea algo negativo para su relación.

Normalmente este tipo de parejas realizan un pacto en común, donde instauran la posibilidad de poder involucrarse con otras personas.

Se pueden crear vínculos sentimentales con los terceros o solo encuentros sexuales.

En la actualidad tomar iniciativas para cambiar una relación de pareja convencional por otro tipo de relación de pareja, como por ejemplo la relación abierta puede generar dificultades en la pareja.

No todas las personas están en la capacidad de modificar su mentalidad y la perspectiva de lo que significa una pareja, por muy convencidos que estemos, que compartir la pareja nos puede resultar sencillo, piénsalo muy bien, parece fácil pero no lo es.

Por naturaleza los seres humanos somos egoístas y celosos, cuando entablamos una relación, puede resultar difícil entender que debo compartir, los besos, las caricias, las palabras con otra persona.

A continuación les brindaremos una serie de consejos para poder vivir una relación abierta de una forma tranquila y positiva.

Relación abierta

8 consejos para tu tranquilidad, si te planteas una relación abierta

1.     Entender desde el lenguaje los diferentes tipos de relaciones.

Cuando haces acuerdos con tu pareja para comenzar la práctica de una relación abierta, lo primero que debes hacer es aclarar cuáles serán los acuerdos.

No es lo mismo una pareja que practique el swinger, que una pareja que decida tener una relación abierta.

En la primera solo se experimentarán encuentros sexuales, pero en la segunda también se pueden involucrar sentimentalmente, lo que también es conocido como poliamor.

2.     Los acuerdos en una relación abierta

Es muy importante dejar claro desde el principio, cuáles serán los límites y normas que se impondrán en los acuerdos como pareja, es recomendable incluso escribirlos, ya que lo que está en el papel perdura y las palabras se las lleva el viento.

3.     Tomar muy bien su decisión

En ocasiones nos sentimos preparados para dar este paso, el plantearnos o pasar a una relación abierta, pero en verdad no es tan fácil.

Ve poco a poco, piénsalo muy bien imagínalo en todos los escenarios y una vez te sientas completamente seguro toma tu decisión.

4.     No lo hagas solo por complacer a tu pareja

Este es un error que cometen muchas personas y es acceder a los deseos de sus parejas, sin estar seguros de lo que quieren, si se lanzan hacia una relación abierta, es porque ambos estarán en sintonía con esta nueva vida.

5.     Tomarse tiempo en pareja

Pensar muy bien el paso que quieren dar, tomarse el tiempo suficiente para analizar todas las situaciones y consecuencias que puede acarrear este estilo de vida.

Si después de pensarlo muy bien, sigues sintiendo repulsión en pensar que tu pareja pueda estar con otro u otra, una relación abierta no es para ti.

Así que plantéaselo a tu pareja y busquen otras maneras de darle un toque diferente a su relación.

6.     Realiza ejercicios de visualización

Imagina a tu pareja con otra persona en todos los escenarios posibles, como miraría a la otra persona, que le diría, como la besaría, como la acariciaría, como mantendrían relaciones sexuales.

Este ejercicio te ayudara para identificar en tu cuerpo que emociones te producen estos pensamientos y que tan tranquilo te sientes a la hora de experimentarlos.

Esta actividad te ayudara a estar más seguro, a la hora de tomar una decisión si vas a optar por una relación abierta.

7.     Comunicarse de manera efectiva y asertiva

Si en algún momento no te sientes cómodo con esta decisión, debes dejárselo claro a tu pareja, la comunicación siempre será el pilar fundamental de cualquier relación.

8.     Buscar ayuda profesional

Este tipo de decisiones, como ya dije antes no son fáciles de tomar, por tal motivo si en algún momento sienten que esta nueva propuesta en su relación les está afectando y ni tu, ni tu pareja saben cómo manejar la situación, lo mejor será buscar ayuda profesional, ya que los celos se pueden convertir en otro problema.

En Hakuna Matata contamos con excelentes especialistas en terapia de pareja y sexualidad, así que si te encuentras en una situación confusa y complicada por no saber cómo abordar una relación abierta, no dudes en llamarnos.

Recuerda que para que una relación de pareja funcione, indiferente el tipo que sea, siempre debes tener en cuenta las siguientes claves.

10 claves para vivir con tu pareja en armonía, si tienes una relación abierta

  1. Amar desde la libertad y el respeto.
  2. Buscar soluciones en conjunto en los momentos de crisis.
  3. No creer que siempre tienes la razón.
  4. Compartir tiempo en pareja.
  5. Mimar a tu pareja.
  6. Cambiar la rutina si es necesario.
  7. Comunicarse de manera asertiva.
  8. Confiar en el otro.
  9. El respeto.
  10. La tolerancia y la comprensión.