Qué es la moral
Qué es la moral

Muchos creen que la moral es esa voz interior que nos dice qué debemos o no hacer. Y en efecto la moral tiene que ver con eso que hacemos bien o mal. Por eso para la RAE es todo lo “relativo a las acciones o caracteres de las personas, desde el punto de vista de la bondad o malicia”.  En este artículo vamos a hablar un poco sobre qué es la moral, sus tipos, la diferencia con la ética, algunos ejemplos y sabremos un poco para qué sirve en nuestra vida.

¿Te has preguntado si actúas, o no, con moral?, o has escuchado que se habla de la falta de ella en las personas, o incluso de la doble moral. En efecto esta define mucho nuestra conducta, en Hakuna Matata queremos hablarte un poco sobre esa palabra que tanto pronunciamos y que se relaciona mucho con lo que somos.

Qué es la moral humana

Qué es la moral humana

La moral humana tiene mucho que ver con la manera como actúan las personas en su cotidianidad. Por ello desde esta se despliegan lo bueno y lo malo en las acciones del ser humano. La moral hace parte del hombre desde que es hombre constituyéndose como un imperativo de conducta y comportamiento humano en su individualidad.

Proveniente de la palabra romana “mores maiorum” que significa costumbre de los mayores o de los ancestros, o sea: la moral como esa conducta que heredamos de nuestros mayores con los ejemplos y que lo transmitimos a nuestros hijos o descendientes.

De la moral humana podemos definir que aquel que va en contra de ella es “inmoral” y si no la tiene se le llama “amoral”. Basados en estos criterios se pueden integrar los valores humanos como parte de la moral, a saber: respeto, gratitud, lealtad, tolerancia, solidaridad, generosidad, amistad, honestidad, bondad y humildad, pero de esto hablaremos más adelante.

Diferencia entre ética y moral

Luego de saber qué es la moral vamos a mirar sus diferencias con la ética; ya que muchas veces se confunden los significados y usos sociales que se le dan a uno y otro. Vamos a ver las diferencias entre la ética y la moral. 

Para empezar, la moral tiene que ver con el actuar de la persona desde su individualidad y los límites que tiene ese actuar a través de unos valores o principios morales que rigen a la persona.

Para la RAE la ética es ese “conjunto de normas morales que rigen la conducta de la persona en cualquier ámbito de la vida”, o sea que la ética recoge todos los valores morales y los estudia.

La ética, entonces, es el estudio de la moral como una conducta humana que puede tener un actuar bueno o malo, correcto o incorrecto. La ética podría denominársele como esa parte social de la moral; ya que la ética se hace normativa por lo que se convierte en un regulador de la conducta de la persona.

Respecto a las diferencias entre ética y moral también podemos ver que la ética es el estudio o teoría de la moral y la moral es por sí sola una conducta asociada a la persona y cuyo actuar va, o no, en beneficio de los otros.

Tipos de moral

Tipos de moral

Bueno, en este punto ya sabemos qué es la moral y sus diferencias con la ética. Ahora vamos a ver qué tipos de moral hay y algunos ejemplos, para ello es importante saber que esta se suscribe en diferentes ámbitos, culturas y campos del actuar humano. En el medio oriente no es la misma para las personas que habitan en el lado occidental de nuestro planeta.

Ahora miremos los tipos de moral que hay:

1. Moral religiosa

Asociada con una religión o tradición mística, usualmente es un tipo de moral más rígida; porque está asociada con un castigo divino para la persona que no lo es en su actuar o se sale de los parámetros establecidos por la religión.

2. Moral laica

A diferencia de la moral religiosa la moral laica no está asociada a una creencia o doctrina religiosa. Esta puede adoptar algunos valores o principios cuyo fundamento es religioso, pero el actuar de la persona no está ligada a esa religión.

3. Moral sexual

A través de esta moral se determinan ciertas prácticas y orientaciones sexuales; entre estas premisas está si es una sexualidad natural, por placer o por reproducción; de ahí se define si es buena o mala alguna de esas prácticas.  Este tipo de moral también está muy arraigada con la cultura o el medio social en el que se desenvuelve la persona.

4. Moral individual

Esta es la que tiene cada persona en su interior, de carácter subjetivo, tiene su asiento en la moral colectiva social. Sin embargo, este tipo de moral le otorga cierta libertad, o autonomía, a la persona para que decida entre lo que es bueno o malo.

5. Moral social

Basada en la costumbre y los usos sociales; nos encontramos frente a una moral que impera en un momento histórico determinado y en unas prácticas colectivas arraigadas a una cultura o sociedad especifica, aprendida a través de los ejemplos.

6. Moral fundamental

Esta moral es de carácter universal y tiene su raíz en la defensa y protección del ser humano en su esencia como persona; acá están integrados los valores, derechos y principios morales de los que hablaremos posteriormente.

Luego de ver los tipos de moral ya sabemos que existen percepciones diferentes; lo que permite que diferenciemos entre una moral motivada por un grupo religioso o social, de la que se encuentra en nuestra mente y que solo nosotros podemos controlar o descontrolar.

Los valores morales

Los valores morales

Luego de conocer los tipos de moral vamos a adentrarnos en los valores morales; que son aquellos que se incrustan en nuestra conciencia y determinan nuestras formas de actuar frente a las demás personas.

A continuación, vas a ver 12 valores morales que te permitirán conocer un poco más sobre tu actuar:

Honestidad

Este valor moral se relaciona con la transparencia en nuestros actos. Con la honestidad entramos en un campo moral donde lo que hacemos, o no, será determinante para definirnos como personas en el campo del recato y la virtud.

Justicia

La justicia hace que definamos que es correcto o justo y que no es correcto. Con la justicia podemos otorgar la verdad y entregar a cada quien lo que le corresponde.

Puntualidad

Con este valor llegamos oportunamente donde una persona o una organización. Con la puntualidad estamos respetando al otro, ya que nos importa su tiempo y atención.

Respeto

Fundamental para crear vínculos de confianza en las demás personas. Con el respeto estamos valorando al otro desde la diferencia y la comprensión, además, cuando tú respetas al otro el otro confiará en ti resueltamente.

Gratitud

El agradecimiento como valor moral nos permite apreciar lo que otras personas, o incluso la vida, nos han ofrendado para ser felices y seguir la senda de nuestro destino; con la esperanza como acompañante.

Humildad

El egoísmo y la soberbia no son características de la humildad, por ende, son antónimos de esta palabra que reconoce al otro como un igual y al que ponemos en un lugar importante de nuestra vida.

Bondad

Las acciones y características de la persona bondadosa tienen su fundamento en hacer el bien a los demás sin ningún tipo de retribución por hacerlo. Usualmente, el bondadoso ayuda al más necesitado propiciando la igualdad, la empatía y el respeto.

Amistad

Este valor tiene su asiento en esas relaciones de confianza, afecto, simpatía y respeto que profesamos hacia ciertas personas o grupo de personas. Con la amistad creamos vínculos que pueden durar toda la vida.

Generosidad

Con este valor moral damos y entregamos a los demás, o a quien más lo necesite, sin recibir por lo que se hace algún tipo de retribución o pago. Esta virtud enaltece a la persona haciéndola más humana.

Solidaridad

Cuando las situaciones más complejas se presentan la solidaridad es el valor que reluce porque es ese servilismo o apoyo incondicional a causas ajenas. En este valor podemos encontrar la empatía como ingrediente principal.

Tolerancia

El respeto por los gustos, opiniones o puntos de vista del otro, es la característica de la tolerancia como valor moral. Este respeto por los gustos de los demás aplica incluso cuando este tipo de actitudes o pensamientos no coinciden con el propio, si no nos convertimos en intolerantes.

Lealtad

Este valor tiene su esencia en el apoyo y permanencia a una persona, organización o territorio. La lealtad tiene también relación con la gratitud y honor profesado a nuestros familiares, amigos o compañeros ante cualquier situación o dificultad que se presente.

Luego de conocer un poco más sobre los valores morales podremos saber qué acciones y pensamientos tienen relación con eso que consideramos correcto o incorrecto.  La moral orienta nuestra vida por el camino adecuado y acorde a esos preceptos sociales que garantizan la armonía en sociedad estaremos en sintonía con la gente que nos rodea.

Para qué sirve la moral

Para qué sirve la moral

En este punto ya conocemos un poco más sobre la moral, sabemos que hay unos valores morales y unos tipos de moral que nos permiten diferenciar unas conductas de otras. Sin embargo: ¿para qué sirve en nuestra vida?, en efecto ella posibilita que podamos distinguir entre lo que es bueno o malo, de esta manera estaremos en armonía con los demás.

La moral también orienta nuestros pasos hacia un trato digno y decoroso hacia el otro; desde luego, la moral no nace con nosotros, sino que se va forjando en las enseñanzas, ejemplos y crianza que recibamos.

Con ella podemos dar un ejemplo coherente a las demás personas e instituciones sin caer en la doble moral como método, muy incoherente, para actuar ante las situaciones de la vida.  Sin la moral es muy probable que actuemos por instinto sin tener los sentimientos, característica netamente humana, como orientadores de nuestras acciones y decisiones.

Algunos ejemplos de moral

En este segmento de nuestro artículo pondremos algunas actividades o ejemplos y conductas que están asociadas con la moral como regulador de nuestro comportamiento; es necesario que identifiquemos estas acciones porque esclarecerán, un poco más, eso que queremos saber y hacer en torno a la moral.

Más que un enunciado con conductas morales, estos ejemplos posibilitarán que reconozcamos si ese actuar es propio de nosotros:

  • Ser amables con las personas que nos prestan un servicio en alguna institución o lugar en el que nos encontremos.
  • Escuchar las personas sin lanzar prejuicios a priori.
  • Hacer la fila sin adelantarse deliberadamente a los demás.
  • No hablar mal de las demás personas, hablará muy bien de ti.
  • La protección y cuidado del medio ambiente es una manera de actuar moralmente.
  • Respetar la opinión y las creencias de los otros sin juzgarlos.
  • No hacer trampa o robar, este tipo de actos va en contra de nuestra propia vida.
  • Ceder el puesto a los adultos mayores, personas con algún tipo de discapacidad, mujeres en embarazo permitirá que hagamos un mundo mejor.
  • No fumar en sitios públicos en especial si estamos con niños o personas mayores.
  • Avisar oportunamente si vamos a llegar tarde a una parte o cumplir con los compromisos que adquirimos.
  • No decir malas palabras o ser groseros con personas mayores o en lugares específicos.
  • Ayudar a las personas posibilitará que la solidaridad y la empatía se fortalezcan en nuestros actos.
  • No lanzar juicios de valor sin conocer las personas antes.
  • Respetar sin distinción alguna a todas las personas.
  • No hacer el mal a los demás, siempre actuar en favor de quienes más nos necesitan incluso sin conocerlos.
  • Ser transparentes en todas las acciones y actividades que realizamos.
  • No desear con envidia lo que tienen las otras personas.
  • Valorar las acciones de los demás, máxime si nos están prestando algún servicio o favor.
  • Agradecer siempre a las personas por lo que hacen en nuestro beneficio.
  • No tener preferencias ni generar espacios de discriminación en nuestra vida.
  • Ser leal a nuestros amigos y ayudarlos cuando ellos necesiten de nosotros.

En este punto ya sabes que la moral define en gran medida lo que somos y entregamos a las personas que nos rodean. Con ella sabremos actuar acorde a unos principios o valores que la sociedad exige para que haya una mayor convivencia.

Este post deja en tu conciencia todo lo que necesitas para actuar con la moral como un lenguaje propicio para la convivencia y el buen vivir, con la moral y sus tipos, podemos ser mejores personas, esperamos que los ejemplos sean claros.

En Hakuna Matata Psicólogos creemos que las buenas acciones nacen desde nuestro corazón y pueden proyectarse de manera positiva para los demás.

Artículos relacionados:

Erica M. Montoya Londoño

Psicóloga y Psicoterapeuta, Especialista en Psicología de la Actividad Física y del Deporte, aspirante a Magíster en terapias de 3 generación. Directora de Hakuna Matata Psicólogos