Necesito ayuda psicológica, 6 problemas frecuentes
Ayuda psicológica

Creo que necesito ayuda psicológica “No sé cómo relacionarme con los demás, me siento solo, no sé qué hacer con mi vida, estoy cansado, tengo rabia todo el tiempo, siempre me pasa lo mismo“.

Como resultado necesito tomar bebidas alcohólicas todos los días, no sé qué hacer con mis hijos para que hagan caso, no sé qué me pasa con mi pareja, necesito ayuda psicológica…

Con este tipo de frases muchas personas expresan esos vacíos o emociones negativas que aquejan ese yo interno.

Ese mismo YO que pocos conocemos y del que solo vemos mascaras sonrientes.

Las personas asisten a terapia psicológica para buscar una razón, una respuesta a las situaciones que están enfrentando.

En otras palabras experiencias de su pasado que aún no han sanado y de alguna forma los incomoda en su vida diaria.

Todo esto teniendo en cuenta que la terapia invita al auto descubrimiento.

La reflexión y al “Darse Cuenta” de esa realidad que se vive día a día y que en ocasiones se torna caótica.

Además la mayoría de las veces cuando escuchamos la palabra Terapia Psicológica nos asustamos, sentimos nervios y un vacío en el estómago.

En consecuencia nos ponemos a temblar y nos parece que nuestro problema es más grave de lo que realmente es.

Entonces en ocasiones, pensamos que nuestros problemas o asuntos que tenemos por resolver internamente, no son tan importantes como para buscar ayuda psicológica.

Simplemente creemos que esta ayuda es para personas que están “locas”.

La psicología es una ciencia

Para dejar estos prejuicios de lado, diremos que la psicología es una disciplina científica plenamente validada.

Se encarga del estudio de la conducta, la experiencia humana y los procesos mentales (motivación, personalidad, inteligencia, relaciones interpersonales). Todo esto con relación al ambiente físico y social que lo rodea.

La psicología es una ciencia, no son solo simples teorías, es también una ciencia que se justifica en la evidencia empírica. 

La terapia psicológica tiene como fin el diagnóstico, tratamiento, resolución y prevención de los problemas mentales.

El proceso de una psicoterapia inicia con el conocimiento de la personalidad del paciente, al entender cómo funcionan sus emociones y sus conductas.

El terapeuta podrá trabajar sobre estos, utilizando las diversas técnicas que existen con el fin de brindar herramientas y recursos al paciente que busca ayuda psicológica.

En conclusión para que puedas enfrentar los problemas o situaciones que te aquejan, necesitas reconocer que necesitas ayuda psicológica.

¿Cómo saber si necesito ayuda psicológica?

Esas expresiones que comienzan con un “No sé” se convierten en un excelente motivador para comenzar un proceso de exploración propia en la terapia psicológica.

Esta exploración puede tener diferentes resultados, en ocasiones un mayor autoconocimiento de los recursos propios que ayudan en los diferentes sucesos difíciles de la vida.

En otros casos podemos obtener claridad frente a nuestros propios pensamientos.

Otras veces podemos terminar incluso con más dudas de las que teníamos cuando llegamos a consulta.

Muchas personas asisten a terapia psicológica porque requieren de ayuda ante una enfermedad crónica que interfiere con su bienestar emocional.

Otras acuden porque tienen un trastorno diagnosticado – ansiedad, depresión, fobias, problemas de conducta -.

Otros acuden porque se enfrentan a problemas nuevos, de corto plazo y se sienten abrumados y no saben de qué forma darle manejo.

En ocasiones pensamos que nuestros problemas no son para ir a terapia y que podemos resolverlos nosotros mismos, sin pedir ayuda, pero estamos equivocados.

Ir a terapia es tener la iniciativa y tomar la decisión de querer enfrentar aquellos problemas o situaciones que nos generan un malestar en nuestro día a día.

Con el fin de transformarnos y crecer como personas, darle continuidad al proyecto de vida.

Si en tu día a día llegan con frecuencia estos pensamientos a tu cabeza o tienes actitudes similares.

Es un indicio que requieres ayuda por parte de un profesional de salud mental.

Algunos pensamientos, para reconocer que necesitas ayuda psicológica:

  1. Nada de lo que has hecho y las decisiones que has tomado sobre tu conducta parece no funcionar.
  2. Tus amigos o familiares están cansados de escucharte.
  3. Abusas de sustancias psicoactivas o bebidas alcohólicas para aliviar sentimientos y pensamientos negativos.
  4. Tus amigos, familiares y conocidos se preocupan por ti, por tu forma de pensar y apariencia física y recomiendan que busques ayuda psicológica.
  5. Tienes un pensamiento catastrófico y no dejas de pensar en que todo siempre es negativo, que todo lo que haces o vas a hacer te va a salir mal.
  6. Piensas que todo el mundo esta en tu contra y tienes una actitud agresiva, explotando ante cualquier situación y afectando tus relaciones interpersonales.
  7. Tienes dificultades para conciliar el sueño, y cuando duermes no logras descansar.
  8. No disfrutas las cosas igual que antes, no le sacas gusto a las actividades que realizas y nada te motiva.
  9. Te sientes solo/a y abrumado/a.
  10. Sientes tristeza la mayoría del día y no le encuentras un sentido a tu vida.
  11. No sabes como tener una buena comunicación con tu pareja.
  12. No sabes cómo superar perdidas a nivel familiar, de pareja, o de trabajo.
  13. Tienes dificultades para concentrarte en las tareas y actividades cotidianas.
  14. Te preocupas constantemente.
  15. No sabes cómo controlar tus emociones.

“Todos nosotros, en determinados momentos de nuestras vidas, necesitamos tener asesoramiento y recibir la ayuda de otras personas”

Alexis Carrel

¿Qué problemas se tratan al buscar ayuda psicológica?

La terapia psicológica se utiliza para tratar una gran variedad de situaciones cotidianas en la vida de un individuo.

Estas pueden ser a nivel personal, de pareja, laboral o familiar (donde se incluyen a los hijos).

Las situaciones pueden ser inconvenientes cotidianos o también son trastornos psicológicos.

La mayoría de las personas buscan ayuda psicológica, porque no saben cómo enfrentar una situación o evento especifico en su vida diaria.

Están en busca de herramientas para afrontar esta.

6 problemas psicológicos más frecuentes:

1. Problemas a nivel personal:

Las personas asisten porque enfrentan problemas tales como:

Ansiedad, estrés, miedos, inseguridad a la hora tomar de decisiones, autocontrol de sus emociones, sensación de estancamiento, problemas de estudio, impulsividad, agresividad, problemas laborales.

Estos inconvenientes por lo general se deben a una situación puntual que esta viviendo la persona y no sabe cómo enfrentarlo.

2. Habilidades sociales:

Los pacientes tienen dificultad para relacionarse con sus amigos o compañeros de trabajo.

Se muestran agresivos en ocasiones, no toleran la frustración, tienen timidez.

3. Desordenes emocionales:

Muestran baja autoestima y depresión, inestabilidad emocional, problemas afectivos, sentimiento de soledad, no controlan sus emociones, se sienten inferiores a los demás. Afecta mucho la calidad de vida de la persona.

4. Problemas con la pareja:

Las parejas en algún momento presentan inconvenientes en su relación, esto puede ser por:

Falta de comunicación, infidelidades, separación, problemas sexuales, rupturas amorosas, eyaculación precoz, impotencia, falta de deseo, fetichismos, celos, desconfianza.

5. Dificultad en la crianza de los hijos:

En ocasiones los padres ya no saben qué más hacer con sus hijos debido a que no obedecen.

Son rebeldes, tienen dificultad para concentrarse, se enfrentan a sus padres. Y en familia puede haber falta de comunicación, agresividad, maltrato, falta de tolerancia.

6. Trastornos psicopatológicos:

Son los más complejos de tratar en los pacientes y pueden ser:

Trastorno de personalidad, del estado de ánimo, de alimentación, abuso de sustancias o bebidas alcohólicas, ludopatía, cleptomanía, entre otros.

“El gran descubrimiento de mi generación es que los seres humanos pueden alterar sus vidas al alterar sus actitudes mentales”
William James

¿Qué beneficios trae buscar ayuda psicológica?

Ayuda psicológica Medellín

Asistir a la terapia psicológica mejora el bienestar propio y ayuda a sentirse mejor.

Debido a que hablar de los problemas o situaciones que te causan malestar de una forma libre, con confianza y sin sentirse juzgado es liberador.

Estas expresando tus sentimientos y pensamientos, quitándote una carga de encima y sintiéndote aliviado.

Acudir al psicólogo te va a brindar herramientas para asumir los diferentes conflictos y situaciones con las que te veras enfrentado día a día.

Ya que son estos problemas los que nos ayudan a nuestro crecimiento personal.

Además que, comienzas a ver las situaciones negativas desde otra perspectiva para que te afecte menos.

De alguna manera puedas enfrentarla o solucionarla de una formas más rápida y efectiva.

Otros beneficios de buscar ayuda psicológica, es aprender a vivir en armonía contigo mismo y con los demás.

Conocerte mejor, cambiar ideas irracionales o limitantes y ser mas fuerte a nivel emocional.

NOTA: Es importante no olvidar que la psicoterapia debe ser dirigida y aplicada por profesionales de la salud mental.

Formados en psicología, psiquiatría, neuropsicología o psicopedagogía.

3 tipos de terapia psicológica, la ayuda psicológica que necesitas

Existen distintos tipos de terapia psicológica, cada uno con diferentes formas de resolver los problemas y situaciones del paciente. Los tipos de terapia más frecuentes son:

1. Terapia psicoanalítica

Su teoría se basa en el análisis de los conflictos inconscientes que se originan en la niñez.

Busca el cambio en los momentos del pasado que pueden afectar el presente y se centra en el mundo interior del paciente, como:

  • Sus sueños
  • Fantasías
  • Emociones
  • Pensamientos.

2. Terapia cognitivo – conductual

Es una de las más utilizadas. Consiste en una serie de herramientas que se enfoca en enseñarle al paciente habilidades para enfrentar las diferentes situaciones o problemas que este viviendo.

Se basa en la idea de que lo que se piensa sobre alguna situación en especifico afecta la manera de sentirnos y comportarnos.

El paciente trabaja con el psicoterapeuta para identificar y modificar los patrones de pensamiento disfuncionales.

3. Terapia humanista:

El paciente es el actor principal en su búsqueda existencial, se enfoca en la autorrealización del ser humano. Se analiza el momento presente y busca el conocimiento y el aprendizaje de la persona consigo mismo.

Cómo puedo encontrar ayuda psicológica

Esto depende del momento de la vida en el que se encuentre el paciente para hacerse cargo de aquello que va encontrando.

No siempre estamos preparados para asumir verdades que pueden ser dolorosas o acciones que nos pueden cambiar la vida en un instante.

Pero, definitivamente, el hecho de reconocerlas nos permite tener otra mirada de las situaciones y una mayor conciencia de nuestras vidas y de nuestros actos.

Es así, como la conciencia de sí mismo y el autodescubrimiento, son objetivos de la terapia psicológica, pero no son los únicos.

En consulta nos encontramos con personas que sólo quieren ratificar una verdad que ya sabían.

Además, hablar de algo que nunca habían dialogado con otro, sin temor a ser juzgados.

Resolver una dificultad inmediata o simplemente ahondar más en su pasado para entender comportamientos del presente.

El éxito de la terapia radica entonces en la apertura, preparación y disposición que se tenga frente al proceso.

Además de la conexión y empatía que haya con el terapeuta, lo cual, en ocasiones, es más sanador que el mismo proceso terapéutico.

Usualmente quienes comienzan un proceso psicológico nunca lo terminan y lo suspenden creyendo que ya pudieron encontrar alguna verdad.

Lo cual no será negativo, pues también es necesario.

Pero en verdad lo que desconocen es que quedarán muchos vacíos que posteriormente se reflejarán en otros temores y dudas.

Por ello es importante expresar sentimientos, exponer nuestras realidades en compañía de alguien que te apoye en el proceso.

Es necesario comprender que “solos no podemos” y el direccionamiento terapéutico permite un mayor acercamiento con nuestros propios terrores.

Ahí la importancia de buscar ayuda psicológica.